miércoles, 21 febrero 2024 19:36

Fernando Alonso mintió: por qué su alianza con Renault será un fiasco

Uno de los aspectos más sorprendentes del retorno de Fernando Alonso a la Fórmula 1 el próximo 2021 es que lo haga con Renault, equipo que se presenta, a priori, como la menos competitiva de la que podría haber resultado finalmente, donde el equipo galo se encuentra sumido con varios frentes a los que prestar atención, más ahora que el asturiano formará parte.

De esta manera, el de Oviedo vuelve con casi 40 años, dos de ausencia, y sin el equipo ganador que pretendía meses atrás, la cual era, en principio, una condición que el piloto mantenía desde que se produjera su primer descando del Gran Circo a finales del 2018. Una apuesta de riesgo, que sin embargo, parece haber valorado cuidadosamente. Por todo ello, conocemos algunas de las bases de por qué esta aventura puede no ser tanto como se espera.

La profunda crisis institucional de Renault, algo a tener en cuenta para Fernando Alonso

Crisis Institucional Renault

Uno de los aspectos más negativos que rodea en la operación y que Fernando Alonso se habría pensado muy bien. Porque Renault, más allá de que no pasa por uno de sus mejores momentos deportivos, en lo extradeportivo la empresa es un gigante que atraviesa una profunda crisis institucional desde que fue detenido su anterior presidente Carlos Ghosn.

Una situación que se agravó aún más con la actual crisis ocasionada por el coronavirus, donde hace unos meses la marca francesa anunció despidos masivos, 15.000 en todo el mundo, de los que 70 serían en su equipo de F1. Algo de lo que los galos habrían mirado con cierta distancia a la hora de contratar a Fernando Alonso, quien tiene un ojo, sobre todo, en el campeonato de 2022, cuando habrá cumplido 40 años.

Será entonces cuando cambie de arriba abajo la Fórmula 1, con límite presupuestario para los equipos (140 millones), lo que en teoría debe igualar el rendimiento de los coches y poner en valor el talento de los pilotos. Sin embargo, y si las cosas siguen sin ir bien, esto podría incurrir a que tanto Renault como el asturiano abandonen el barco.