Quantcast
lunes, 6 diciembre 2021 10:54

«Le van a abuchear». ¿Qué pasa con los escándalos de Djokovic?

De lo que sucedió en el Adria Tour se va hablar sin duda durante muchos años. No solo por el hecho de que se acumularon un sin fin de imprudencias por parte de jugadores, organizadores y asistentes; también porque la imagen del que actualmente ocupa el número 1 a nivel mundial, Novak Djokovic, quedó muy dañada.

No hay más que ver la hoja de ruta que siguió un torneo que de principio a fin no tuvo ni pies ni cabeza, pero no porque faltara una organización de lujo ni mucho menos, más bien por el hecho de que nunca debió realizarse con plena pandemia del coronavirus asolando al mundo. Pero no es solo que el torneo se recordará, también es que en cada duelo que juegue el serbio puede que siempre salga mal parado o visto «como el malo» por un público que tardará mucho en perdonar una imprudencia que le dio la vuelta al planeta entero.

Sin mascarillas corrieron abrazos y demás

Djokovic mostró su habilidad

Ya en junio llegó la hora de jugar, peor antes se tenía que demostrar que todo era lo más normal posible. Craso error. Djokovic y compañía aparecieron en las pistas sin mascarillas, sin tomar medidas de control antes de los partidos, sin respetar la distancia, dándose abrazos, besos y demás… sin contar que en las gradas todas las personas estaban acumuladas sin tener ubicaciones separadas, ni tampoco medidas de control antes de ingresar. En fin, una imprudencia tras otra que seguía empeorando.