Quantcast

Análisis Rocket Arena – La opción de EA para el competitivo 3vs3

EA se une al club de los que sacan shooters desenfadados y para todos los públicos y con vista a hacerle la competencia a Overwatch. Con un toque mucho más vertical que el juego de Blizzard, este Rocket Arena llega fresquito con una propuesta que no ofrece demasiadas novedades pero que resulta divertida, sobre todo para ser jugada por varios amigos. Final Strike Games está a cargo del desarrollo y sigue implementando mejoras y nuevos luchadores y EA se coloca en el papel de distribuidor.

Nos encontramos ante un juego en el que competiremos 3vs3 en distintos tipos de partidas y tendremos a nuestra disposición varios personajes, cada uno con su habilidad. Tenemos desde los más pesados estilo tanque que pueden disparar ilimitadamente hasta otros de aspecto más enclenque y que su principal arma es de ráfaga corta y de alcance pequeño.

Aquí vamos a ir subiendo niveles independientemente con cada luchador. Todos tienen habilidades especiales diferentes y adecuadas a cada tipo de jugador. Así que antes de meteros de lleno en los combates, es necesario que utilicéis unas horas en el offline para probar y conocer a cada uno de los personajes. Una vez que los conozcamos, con el gatillo derecho dispararemos los cohetes, con el izquierdo haremos el ataque secundario y tenemos una habilidad especial que va asociada a otro botón del mando. También tenemos un botón de esquiva de misiles que nos va a venir muy bien en según qué situaciones.

La mayor novedad que introduce Rocket Arena es el modo de vida. El estilo es el de Smash Bros. Contamos con una barra de golpes que cuando se llena nos sacan del mapa y es lo que cuenta como la muerte, aunque rápido el juego nos recolocará en el punto de inicio para volver a la batalla. Así pues iremos luchando y recibiendo daño que podemos disminuir si no nos dan en unos segundos. Y nosotros igual con los enemigos, dispararemos y tendremos que acertar varios disparos seguidos o conjugarnos con los compañeros para poder eliminar a los contrarios.

Los mapas son variados, tenemos desde un barco en el que el escenario es bastante reducido y muy vertical hasta otros más horizontales. Lo importante es no quedarse quieto y el juego da lugar a que no exista el “camperismo”. Tenemos hasta 3 saltos seguidos y además podremos elevarnos con el disparo de cohetes. Sin duda que es algo que se echa de menos en otros juegos que son más planos y que aquí se le ha dado una especial relevancia. Habrá que entrenar sobre todo la habilidad de disparo para movernos para poder llegar al máximo nivel. Es como saber volar en Rocket League o saber sanar en Overwatch, algo que está ahí pero que solo los mejores dominan.

En cuanto a modos de juego tenemos una variedad que quizás se nos hace corta. Desde el típico modo de mata mata por equipos 3vs3 en el que llegue a 20 muertes gana y que se llama Acoso y Derribo. Tenemos también partidas por objetivos como Caza del Tesoro en el que tenemos que controlar un cofre que va otorgando monedas al equipo que lo tenga. Un divertido modo y original que os animamos a jugar porque realmente es la estrella del juego y del que no queremos desvelaros más detalles.

En Pepinazo tenemos que ir controlando zonas del escenario que van apareciendo aleatoriamente. Eso sí lo original viene en que si creemos que la zona a a aparecer en un punto y vamos allí antes de tiempo, algo caído del cielo va a acabar con nosotros para que no tengamos ventajas. Sin duda también es otro modo divertido al que es mejor jugar con amigos y comunicación que solo y con otros desconocidos. También podremos jugar partidas rankeadas de la temporada 1 y un modo cooperativo en el que destruir hordas de robots junto a otros jugadores.

El Staff de héroes no es demasiado amplio aunque son distintos entre cada uno de ellos. Lo que si nos ha gustado es la personalidad de cada uno de ellos en cuanto a su modelado. Gráficamente tienen un aspecto Cellshading muy llamativo y muy del estilo de otros juegos muy jugados actualmente. También nos ha encantado el diseño de los escenarios muy diferentes entre ellos y con grandes posibilidades si sabemos aprovechar todos los elementos que el juego nos pone a nuestro favor.

A nivel sonoro el juego también está a un buen nivel con melodías animadas que nos hacen más amena la espera entre partidas y los efectos y las voces de los personajes que nos ha encantado. El juego está doblado en inglés pero con unos subtítulos muy buenos en español, algo que se agradece para este tipo de juegos, en los que las habilidades se explican de una manera simple y directa.

Rocket Arena es una interesante propuesta de shooter en tercera persona que llega con elementos que son similares al de otros juegos pero con un sistema de muertes muy parecido al de Smash Bros y que sin duda pega muy bien con el tipo de juego. Un Rocket Arena que es muy accesible para todos los públicos pero que hará disfrutar a los más habilidosos por su forma de juego vertical. Sin duda una apuesta de EA para el verano que se va a alargar en el tiempo y que merece la pena probar.