Quantcast

Tomás Caballero sustituirá a Marimar Blanco como presidente de la Fundación Víctimas del Terrorismo

El Ministerio del Interior anunció este lunes que Tomás Caballero, hijo del portavoz de UPN asesinado por ETA en 1998, será designado este martes nuevo presidente de la Fundación Víctimas del Terrorismo (FVT), sustituyendo en este cargo a Marimar Blanco.

Interior explicó que se siguen así las previsiones de su Estatuto y la normativa aplicable a las fundaciones del sector público estatal. La decisión se adopta de acuerdo con lo establecido en el artículo 8 de los estatutos de la Fundación por los fundadores de la Administración del Estado.

De esta forma, Caballero sustituye en el cargo, que no tiene carácter retribuido, a Marimar Blanco, que ha presidido la FVT durante los últimos ocho años. El Gobierno “agradece su dedicación y trabajo en defensa de las víctimas del terrorismo, sabedor de que su compromiso en este ámbito ha sido, es y será de carácter permanente”, señala el Departamento que dirige Fernando Grande-Marlaska.

Caballero, actual vicepresidente segundo de la Fundación y Patrono de la misma desde su inicio, ha demostrado en su larga trayectoria en ese cargo “una gran capacidad de consenso que le ha permitido mantener relaciones estrechas con las diferentes asociaciones representativas de las víctimas y un conocimiento preciso del funcionamiento de la entidad”, recalca Interior.

En este sentido, se explica que se ha valorado para su designación “su compromiso en la defensa plural de los valores e intereses de las víctimas del terrorismo”. “Tiene una larga e intensa experiencia en el movimiento asociativo de los damnificados por la violencia terrorista y se ha implicado desde hace años, desde la neutralidad política, en actividades de memoria de las víctimas y de promoción de los derechos humanos, en particular entre los jóvenes, y de deslegitimación del terrorismo”, indica Interior.

El que será nuevo presidente de la Fundación Víctimas del Terrorismo es natural de Pamplona e hijo de Tomás Caballero Pastor, asesinado por ETA en 1998 cuando era portavoz de UPN en el Ayuntamiento de la capital navarra. Además, Caballero ocupa actualmente una de las vicepresidencias de la entidad y, al mismo tiempo, preside la fundación que lleva el nombre de su padre.

Caballero estudió Ingeniería Técnica Industrial en la Universidad de Navarra y luego amplió sus estudios con una diplomatura en Ciencias Empresariales cursada en la Universidad Pública de Navarra y una Licenciatura en Ciencias Económicas y Empresariales, por la UNED. Ha desempeñado toda su vida profesional en el ámbito privado.

La Fundación Víctimas del Terrorismo es una entidad sin ánimo de lucro creada el 19 de diciembre de 2001 con el propósito de aglutinar ayudas y colaborar con todas las asociaciones y fundaciones de víctimas del terrorismo registradas en nuestro país.

De acuerdo con sus estatutos, su finalidad es promover y divulgar los valores democráticos, la defensa de los derechos humanos, la pluralidad y la libertad de los ciudadanos y, al mismo tiempo, ser un vehículo útil de consulta para una mejor comprensión de la situación del colectivo de víctimas del terrorismo en España.

Asimismo, tiene entre sus objetivos prestar la ayuda necesaria en su vertiente asistencial a las víctimas del terrorismo y a sus familias; impulsar becas y promover intercambios culturales y crear un fondo cultural de carácter permanente en memoria de las víctimas. Su financiación, como recogen sus estatutos, es mixta, proviniendo una parte de transferencias del Estado y otra de donaciones de empresas y entidades privadas.

El primer presidente del Patronato de la Fundación fue el primer presidente del Gobierno de la España democrática, Adolfo Suárez, quien continuó siendo presidente de Honor hasta su fallecimiento en 2014.

(SERVIMEDIA)