Quantcast

Bankinter gana un 64,7% menos en el primer semestre tras provisionar 192,5 millones por la crisis del Covid-19

Bankinter obtuvo un beneficio neto de 109,10 millones de euros durante el primer semestre del año, lo que supone un descenso interanual del 64,7%, tras realizar provisiones extraordinarias por valor de 192,5 millones para prevenir un eventual deterioro futuro del negocio por la crisis del Covid-19.

A pesar de la caída, la entidad subrayó este jueves que sus cuentas muestran “la fortaleza de un modelo de negocio que alcanza cifras de ingresos récord pese a las dificultades provocadas por el coronavirus”; y al mismo tiempo, un “máximo nivel de prudencia” que trata de anticipar, con elevadas provisiones, el impacto económico de la pandemia.

La entidad presenta ahora dos cuentas separadas: la de la actividad bancaria y la de Línea Directa Aseguradora, como resulta preceptivo una vez que su Junta aprobó distribuir el capital de la filial aseguradora entre sus accionistas como paso intermedio a sacarla a Bolsa.

Conforme a dicha formulación, su actividad bancaria reportó un beneficio antes de impuestos que cae un 82,1% interanual, hasta los 61,8 millones de euros, tras restar esos 192,5 millones de dotaciones calculados “según el escenario central que plantea el Banco de España a tres años”.

Sin tener en cuenta dichas provisiones ni el extraordinario que se anotó el año pasado por efecto de la compra de EVO, dicho resultado limitaría su caída al 11,6% y se situaría en 254,3 millones. Para tener el resultado total del grupo habría que compendiar, por otro lado, las cuentas de su filial aseguradora que alcanzaron a su vez un beneficio antes de impuestos de 78,5 millones.

De cara a la situación creada por la crisis, el banco detalló que enfrenta la situación con un ratio de solvencia de máxima calidad CET1 fully loaded del 11,8%, 1.400 millones de euros por encima del requerimiento mínimo del Banco Central Europeo (BCE).

Las elevadas provisiones bajaron su rentabilidad sobre recursos propios o ROE desde los dos dígitos hasta el 7,56%, pero aun así continúa entre las más altas de la industria. En cuando a la calidad de los activos refirió que, pese al Covid, también ha reducido su morosidad hasta el 2,50%, inferior al 2,58% que tenía el trimestre anterior o el 2,71% de un año atrás.

En cuando a la liquidez, otro indicador que cobra importancia en escenarios de tensión e incertidumbre en los mercados como los actuales, el banco cubre con depósitos de clientes al 99% los créditos que otorga a clientes y solo prevé vencimientos de deuda por valor de 800 millones para este año.

CUENTA DE RESULTADOS

En lo que se refiere a la propia cuenta de resultados, registró crecimientos en todos sus márgenes: el financiero aumentó un 10,1% pese al escenario de bajos tipos de interés, el bruto subió un 7,6% y el margen de explotación un 9,8%, aunque los costes crecieron un 5,9% por la integración de EVO Banco y Avantcard. “Son fiel reflejo de que la actividad de negocio se mantiene a un nivel muy alto, con un volumen de ingresos récord a pesar de las dificultades del entorno”, refirió el banco.

Esa evolución se tradujo en un incremento del 12,2% en los activos totales del grupo, que alcanzaron los 92.829 millones de euros; con expansiones del 7,4% en la inversión crediticia a clientes y del 10% en los recursos minoristas de clientes administrados.

Solo en España y, sin tener en cuenta la aportación de EVO Banco, el negocio crediticio aumentó un 6,9%, frente a un crecimiento del sector del 2,3% con datos a mayo del Banco de España, y subió un 11,5% en recursos minoristas de clientes, frente a un 8,5% de crecimiento del sector con datos a mayo.

Por divisiones, la cartera crediticia con empresas aumentó un 18,4% con el auge de la demanda por la pandemia y solo en España creció un 16,9%, frente al 8% al que lo hacía el conjunto del sector también con datos de mayo del Banco de España. Bankinter ha sido especialmente activo en la financiación a empresas, pymes y autónomos con préstamos avalados por el ICO, con 6.600 millones de euros en garantías asignadas, lo que supone una cuota de mercado del 5,9% en los primeros tramos y del 7,1% en el último tramo.

Incluso en hipotecas indicó que creció un 3,2% en España y sin considerar EVO Banco cuando este negocio caía un 1,2% en el conjunto de la banca, y pese a que nueva producción hipotecaria ha sido un 13% inferior en comparativa interanual en el “este complicado semestre”.

En su negocio de banca privada elevó un 2% el patrimonio gestionado, hasta los 39.000 millones y en banca personal un 3%, hasta 23.700 millones. Por productos, destacó su cartera de cuentas nómina sumó 11.431 millones de euros, que es un 20% más que a 30 de junio de 2019. En financiación al consumo, donde opera a través de Bankinter Consumer Finance y Avantcard, elevó un 8% su negocio, hasta los 2.800 millones, pese a caer un 16% la nueva producción, y mantiene la morosidad limitada al 7,2%.

Su filial EVO Banco captó 36.500 clientes en el semestre y ya alcanza los 508.000, con 3.300 millones de euros gestionados en depósitos y 927 millones de euros en hipotecas – 156 millones suscritas en el semestre-. Línea Directa Aseguradora logró a su vez un beneficio neto de 59 millones de euros, un 12% más, con un ROE del 34% y un ratio de solvencia del 238%.

(SERVIMEDIA)