Quantcast

El Gobierno ve un motivo de “celebración” la reforma legal para acabar con la incapacitación judicial total por discapacidad

El director general de Políticas de Discapacidad, Jesús Ángel Celada, consideró este viernes un motivo de “celebración importante” que el Consejo de Ministros haya dado luz verde a la reforma legal para acabar con la incapacitación judicial total por motivo de discapacidad.

Así lo defendió durante su intervención en el transcurso de la presentación del informe de Odismet `Efectos y consecuencias de la Covid-19 entre las personas con discapacidad´, donde señaló que “parte de su éxito” es haber “puesto en consonancia” la demanda del colectivo de las personas con discapacidad y el trabajo de ministerios no vinculados directamente a la discapacidad pero a los que se le ha “imprimido en su ADN esa sensibilización”.

“Hemos conseguido mandar al Congreso la modificación del Código Civil para acabar con la figura de la tutela en virtud de otras figuras que den apoyo a las personas con discapacidad, con lo cual estamos en una semana de celebración”, sentenció.

A continuación, aseguró que su dirección general “no ha parado ni un minuto desde el 14 de marzo” para luchar en defensa de los derechos de las personas con discapacidad durante la pandemia y recordó que “lo primero que hizo” fue crear un foro de comunicación con todas las entidades sociales que, a su juicio, “ha estado muy activo”.

“En algunos casos, me sentía un poco más frustrado porque no podía dar solución a las peticiones que nos iban llegando a la dirección general pero en otras, afortunadamente, pudimos reaccionar”, reconoció, para advertir de que España no solo ha sufrido una crisis sanitaria sino también social y alertar de que, para “solventarla y salir lo antes posible de ella”, es “necesaria y urgente una mayor coordinación de ayuntamientos, comunidades y Estado”.

También juzgó “importantísimo” la existencia de una sociedad civil organizada en torno a la discapacidad y afirmó que el tejido social “ha reaccionado a tiempo y con solidaridad y mucha implicación de entidades como Fundación ONCE”.

“La solidaridad de la discapacidad debe ser un ejemplo para toda la ciudadanía, pero también las empresas privadas tienen que participar en esa construcción, más que reconstrucción, de una serie de pilares en los que la discapacidad esté mucho más sólida y fuerte”, aseveró.

Finalmente, subrayó que el Real Patronato sobre Discapacidad ha puesto en marcha un estudio basado en microencuestas a personas con discapacidad en el ámbito social, sanitario, educativo, de derechos y accesibilidad. Se completará con la aportación de varios expertos y se presentará “en unos meses” y, a su entender, se convertirá en “una pieza más” para “analizar qué ha pasado en esa batalla y cómo tenemos que participar en esa reconstrucción de los derechos de las personas con discapacidad” tras la pandemia.

SERVIMEDIA