Quantcast

Descubre cómo escoger el mejor disco duro externo

La tecnología se ha convertido en una pieza fundamental en nuestra vida. Gracias a ella, nos comunicamos, nos informamos e incluso trabajamos. Un elevado porcentaje de los cargos requiere de ella y por este motivo, debemos contar con ordenadores que sean potentes y que cuenten con amplias capacidades de almacenamiento. Sin embargo, en caso de que no pueda ser así, siempre podemos optar por la opción de un disco duro externo y en discoduroexternoweb.com encontramos una amplia variedad de ella. Antes de adquirirlo, debemos conocer cuáles son los consejos a tener en cuenta para poder escoger el más adecuado. En este artículo explicamos los detalles.

Tips a tener en cuenta para escoger un disco duro externo

Querer guardar un trabajo y que nos avise el ordenador de escasa capacidad de espacio es algo que a todos nos ha pasado en el trabajo o en la universidad. Para determinado trabajos, sobre todo relacionados con ingeniería o comunicación, necesitamos capacidad suficiente como para albergar los distintos trabajos. La razón, se centra en que se emplean programas que ocupan una cantidad considerable de gigabytes. Lo mejor es dejar los archivos que ya no utilizamos en un disco duro externo para que no ocupen espacio en nuestro ordenador, pero hay que saber cómo escogerlo.

Todos tendríamos que tener una unidad de disco externo para transportar datos de gran tamaño y hacer copias de seguridad de nuestros dispositivos. Asimismo, el material que empleemos gráfico o archivos, también es aconsejable almacenarlo allí. Lo primero que debemos tener en cuenta al elegir uno, es saber cuál es el uso que le daremos teniendo en cuenta nuestras necesidades laborales o personales.

Si necesitamos el disco duro externo para transportar los datos de un lugar a otro, lo mejor es que nos fijemos en las dimensiones y el peso. En este caso, deberá ser compacto y comedido, pero si es para dejarlo en la oficina no hay problema en que sea más pesado o más grande. La medida idónea de uno portátil es un formato de 1,8 o 2,5 pulgadas, mientras que si es de sobremesa lo ideal es que sea de 3,5 pulgadas.

Por otro lado, hay que fijarse en la capacidad de almacenamiento, que generalmente será entre 500 GB y 12 TB. En cuanto a la velocidad de transferencia, está unida a la conexión que utilice la unidad (USB 2, USB3, eSATA). La seguridad también es importante y en caso de que sea material sensible, deberemos tener muy en cuenta este aspecto. Algunos cuentan con software de protección específico y distintas herramientas de utilidad para conseguir la seguridad necesaria. Por último, nos fijaremos en la conectividad, fijándonos en que la unidad sea compatible con nuestros dispositivos. Encontramos con conexión USB 2.0, USB 3.0, USB 3.1, Thunderbolt, Thunderbolt 2 y 3 e incluso, con conectividad WiFi. También es recomendable tener en cuenta la durabilidad y la resistencia de las unidades.

Ahora que sabemos qué hay que tener en cuenta para escoger un disco duro externo que sea óptimo, es el momento de poner estos consejos en práctica y disfrutar de las ventajas que puede ofrecernos a nivel personal y profesional.