Quantcast

Irene Montero vuelve a nombrar a Ayuso, Casado y Abascal como eventuales objetivos de un escrache

La ministra de Igualdad, Irene Montero, volvió a nombrar este jueves expresamente a la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, al presidente del PP, Pablo Casado, y al de Vox, Santiago Abascal, como eventuales objetivos de escraches, tras tomárselo este último partido como una amenaza cuando hace unos días hizo lo propio el vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias.

En una entrevista en TVE recogida por Servimedia, Montero volvió a culpar a la “extrema derecha y a una derecha del PP que se le parece mucho” de estar “alentando un ambiente de crispación y de odio” y juzgó “evidente” que iba a pasar lo que ayer ocurrió en el barrio madrileño de Moratalaz, donde dos grupos de manifestantes enfrentados se agredieron.

Respecto a los escraches a domicilios de políticos, como los que ya han sufrido el ministro de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, José Luis Ábalos, y ella misma “todos los días” en la casa que comparte con su pareja, el vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias, dio por confirmada la advertencia que él lanzó hace unos días: “Por desgracia, estoy segura de que esto se va a generalizar”.

Montero abundó a continuación: “Si se está viendo que eso es un método de protesta normalizado que muchísima gente usa para defender sus ideas y sus planteamientos, por desgracia ocurrirá seguramente con otros dirigentes políticos, o con la señora Ayuso, el señor Casado o el señor Abascal. Eso, por desgracia, terminará pasando”.

Hace unos días, en otra entrevista en ‘laSexta’, Iglesias apuntó también hacia estos dirigentes como hipotéticos objetivos de escraches. Y, aunque el líder de Podemos mencionó también al periodista que le entrevistaba, Antonio García Ferreras, si se le identifica como afín a la izquierda, Vox se lo tomó como una amenaza y un intento de Iglesias de movilizar a sus “secuaces” para amedrentarles. Abascal le instó desde la tribuna del Congreso de los Diputados a acudir en persona a su casa en lugar de enviar a otros.

Eso sí, la ministra puntualizó que “nada más lejos” de sus intenciones que poner a estos líderes del PP y Vox en la diana, pese a que, a su modo de ver, “uno de los problemas es que mucha gente ha percibido que los líderes de la derecha y la extrema derecha alentaban a que se produjesen manifestaciones y concentraciones en la puerta de las viviendas de ministros”.

Por lo demás, Montero, cuando se le recordó que hace años Podemos instigaba o al menos justificaba escraches a gobernantes del PP, optó por la salida que adoptó Iglesias en esa entrevista en ‘laSexta’, casi con las mismas palabras. Por un lado, defendió que “el derecho de manifestación es un derecho esencial”, siempre que cumpa con las medidas de seguridad establecidas por el Ministerio de Sanidad, y, por otro, destacó que, cuando se está en política, “hay que venir llorado de casa”. Finalmente, se limitó a advertir del riesgo de que el acoso a los domicilios privados “es una práctica que desgraciadamente se puede generalizar con otros dirigentes”.

Califica de “inhumanos” a los que dudan sobre la actuación del Gobierno en la manifestación del 8-M

La ministra de Igualdad, Irene Montero, calificó este jueves de “inhumanos” a los que dudan sobre la actuación del Gobierno en la manifestación del 8-M en la que se pudieron producir muchos contagios del coronavirus y que no se prohibió. A este respecto dijo: “Es inhumano dudar de que si hubiéramos tenido la información que tenemos ahora (sobre el coronavirus) habríamos actuado de forma diferente”.

Montero realizó esta reflexión en una entrevista en TVE recogida por Servimedia, en la que además hizo una encendida defensa del equipo de expertos como el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, el doctor Fernando Simón, que aconseja al Gobierno sobre la pandemia, del que dijo que basta ver la profesionalidad de este epidemiólogo y “su entrega encomiable” para no dudar de él y de sus estrategias”. Por eso, descalificó a los que “desvían la atención hacia él”.

En cualquier caso se mostró partidaria “de asumir los errores cometidos”, pero no ahora porque “lo urgente es actuar” “Seguimos en una situación de emergencia sanitaria. Cuando pase este momento, lo analizaremos y estoy segura de que encontraremos que hay muchas cosas que se pueden mejorar. Asumiremos todas las responsabilidades cuando pase la emergencia. Un gobernante siempre tiene que asumir sus errores”, reiteró la titular de Igualdad.

Preguntada sobre si el Gobierno financiará la compra de las mascarillas ahora que son obligatorias, Montero eludió la cuestión y alabó alguna de las medidas recientemente aprobadas por el Ejecutivo como el Ingreso Mínimo Vital, “una apuesta del vicepresidente del Gobierno, que es más urgente que nunca”. También recordó que el precio de las mascarillas está regulado en una orden ministerial.

Sobre el incremento de llamadas al 016, telefóno de ayuda para las mujeres que sufren violencia de género, durante el confinamiento, la ministra de Igualdad reiteró el mensaje de que “no están solas” y enumeró las medidas que su departamento ha impulsado en relación a este problema durante el estado de alarma como la puesta en marcha de un servicio de WhatsApp por si no pueden llamar por teléfono.

(SERVIMEDIA)