Quantcast

Un restaurante utiliza «comensales hinchables» para que se respete el distanciamiento social

Un restaurante de Carolina del Sur (Estados Unidos) ha emprendido una curiosa iniciativa durante su reapertura en medio de la crisis del coronavirus.

El restaurante The Open Heart, en Tailors, cerró sus puertas el pasado 17 de marzo debido al brote de Covid-19 que azotó el país, y ha reabierto esta semana con una limitación de aforo del 50% y con la novedad de incluir en las mesas a “comensales hinchables” para que los clientes respeten la distancia de seguridad de dos metros entre ellos.

Además, los dueños, Paula Starr Melehes y su marido Jimmy, creen que de esta manera el local no parece vacío y anima a los vecinos a entrar y consumir.

“En vez de utilizar cintas para parcelar el espacio o dejar mesas vacías, pensé: ‘vamos a hacer que parezca lleno’”, cometó Melehes a ‘WYFF-TV’.

A través de Amazon, la pareja compró varios muñecos hinchables para adultos, los vistieron con ropa de calle y los repartieron por el local.

”Mi nieto se asustó un poco”, reconoció Melehes, “pero a casi todo el mundo que entra, le hace gracia”, dijo.

Los clientes se mostraron encantados y muchos bromearon con ligar con los maniquíes. “Mi mujer está celosa de aquella rubia de allí sentada”, dijo un comensal ante las cámaras en tono jocoso.

La mujer explicó que los bares y restaurantes están bajo la lupa de las autoridades sanitarias, por lo que la mayoría están extremando las precauciones.

“Vamos a hacer lo posible para tener todo en orden y que las cosas salgan bien. No será el virus quien nos haga cerrar de nuevo”, concluyó.