Quantcast

PP, Vox y Cs acusan a Campo de ser un “peón” de Iglesias y de “expropiar” las vacaciones de agosto

PP, Vox y Ciudadanos cargaron este lunes contra el ministro de Justicia, Juan Carlos Campo, al que acusaron de estar actuando como un “peón” del vicepresidente Pablo Iglesias y de haber procedido a la “expropiación” de las vacaciones de agosto tras decretar que los juzgados abran este mes para evitar el colapso por la crisis del Covid-19.

Así se pronunciaron los representantes de estos partidos en la Comisión de Justicia del Congreso, donde el ministro comparece esta jornada para dar cuenta de las actuaciones de su departamento referidas a la pandemia del Covid-19.

En este sentido, por parte de la oposición intervinieron en esta comisión Luis Santamaría del PP, Javier Ortega Smith de Vox y Edmundo Ball de Ciudadanos. Los tres criticaron la gestión que Campo está haciendo en el ámbito judicial respecto al coronavirus y le reprocharon que no defienda más a los jueces.

Así, Santamaría opinó que el ministro actúa como un “peón” de Iglesias al no salir en defensa de los jueces después de que el vicepresidente haya criticado la sentencia contra la dirigente de Podemos Isabel Serra, que ha sido condenada por atentado contra la autoridad, lesiones y daños.

“OCULTANDO” LOS FALLECIDOS

Este parlamentario popular también acusó al ministro de estar actuando como un “maestro del silencio y del escapismo” desde que asumió el cargo. Asimismo, sostuvo que el decreto aprobado la semana pasada por el Gobierno para evitar el colapso judicial por el coronavirus no ha sido consensuado y tiene aspectos “que rozan lo inconstitucional”.

Por su parte, Ortega Smith dijo que, a pesar de las explicaciones de Campo, Vox sigue sosteniendo que Justicia y el Ministerio de Sanidad están “ocultando” los datos del verdadero número de fallecidos en España por el Covid-19, en referencia a las diferencias entre la información del servicio sanitario y la de los registros civiles.

A su vez, Bal se mostró en contra de la habilitación del mes de agosto para evitar la saturación de los tribunales por el coronavirus. A su juicio, al abrir los juzgados en este mes veraniego obligará a trabajar a muchos funcionarios y profesionales del sector jurídico, ya que los plazos de las causas seguirán corriendo aunque ellos se tomen esas semanas como descanso. A su juicio, esto implica «expropiar» sus vacaciones a estas personas.

(SERVIMEDIA)