Quantcast

Más de 6.000 personas han participado en la encuesta de la COVID-19 del Cabildo de La Palma

La principal causa de salida del domicilio es para ir al supermercado
(81,52%), seguido de la farmacia (57,01%) y el trabajo (38,11%)

1.123 personas (18,9%) aseguran que han perdido gran parte o la
totalidad de sus ingresos, mientras que para 2.740 encuestados (46,2%)
la crisis no ha tenido ninguna o poca repercusión en sus cuentas

La inmensa mayoría de los participantes (90,14%) no ha tenido ninguno de
los síntomas asociados a la Covid-19 y solo el 4,32% ha llamado al
número de atención telefónica del coronavirus

Algo más de 6.000 personas han participado en la encuesta digital sobre
la crisis sanitaria del coronavirus Covid-19 que realiza el área de
Innovación del Cabildo de La Palma, dirigida por el consejero Gonzalo
Pascual, quien ha agradecido la implicación de la población insular en
la realización de este cuestionario anónimo. Con los datos que se están
obteniendo en el sondeo (que aún sigue abierto a la participación)  se
puede realizar una radiografía más precisa sobre la realidad insular y
adoptar medidas más eficaces para hacer frente a la crisis generada por
la pandemia.

En concreto, hasta el momento, han participado 5.925 personas, de las
que el 98,28% son mayores de edad y el resto menores. Son más las
mujeres, 3.619 (61,08%), que los hombres, 2.143 (36,17%), que han
rellenado este formulario anónimo, donde el principal grupo de edad ha
sido el comprendido entre los 40 y los 49 años.

Los Llanos de Aridane es el municipio que más respuestas está teniendo,
con un total de 1.623 (27,9%), seguido de Santa Cruz de La Palma, con
1.279 (21,59%). El resto de municipios queda de la siguiente forma:
Breña Alta, 572 (9,65%); Breña Baja, 569 (9,6%); El Paso, 477 (8,05%);
Villa de Mazo, 348 (5,89%); Tazacorte, 195 (3,29%); San Andrés y Sauces,
183 (3,09%); Puntallana, 169 (2,85%); Tijarafe, 107 (1,81%); Barlovento,
94 (1,59%); Puntagorda, 88 (1,49%); Garafía, 65 (1,1%), y Fuencaliente,
53 (0,89%).

La mayor parte de la población que ha participado en la encuesta, señala
que dispone de medios digitales suficientes en su hogar para sobrellevar
la situación de confinamiento. En concreto, un 77,81% de los encuestados
ha respondido que sí, mientras que 377 personas respondieron
negativamente a esta disponibilidad de herramientas digitales.

Igual ocurre en el caso de la disponibilidad de internet en el hogar. El
47,3% de los encuestados señala que dispone de fibra óptica, el 34,35%
de ADSL, el 3,93% navega por radioenlace y el 19,11 en el teléfono
móvil. Solo el 3,09% indica que no dispone de internet en su domicilio.

Sobre la calidad de la conexión en su domicilio, un 40,12% considera que
es “normal”, mientras que el 29,79% cree que es “buena” y “muy buena” el
10,35%. El 13%, por contra, considera que es “mala”, mientras que el
5,03% la valora como “muy mala”. En cuanto al número de dispositivos
(ordenador o tablet) con conexión a internet, 690 personas reconocen que
no disponen (11,65%). El mayor porcentaje, 32% de los encuestados, tiene
uno de estos dispositivos.

Contacto social

En este apartado de la encuesta, la inmensa mayoría de las personas han
señalado que no han tenido contacto cercano con nadie, que sepan, que
esté infectado por el coronavirus (93,45%). Un centenar sí ha
manifestado haber tenido contacto con compañeros de trabajo que padecen
la enfermedad, y 52 en el ámbito familiar. En el caso del personal
sanitario, son 99 los encuestados que reconocen haber tenido contacto
con personas afectadas por la Covid-19.

En cuanto a si han recibido en el hogar personas ajenas al mismo, como
cuidadores, limpiadores, familiares, amigos, etc, la respuesta es
mayoritariamente negativa (81,87%).

Los datos que aporta la encuesta reflejan que la principal causa de
salida del domicilio es para ir al supermercado (81,52%), seguido de la
farmacia (57,01%) y el trabajo (38,11%). En cuarto lugar se encuentra el
banco (21,01%) y sacar al perro (12,51%), el quinto motivo.

En cuanto a la capacidad de resistencia de la personas del estado de
confinamiento, el mayor porcentaje de encuestados (33,65%) señala que
aguantaría un mes más, mientras que el 10,58% asegura que no resiste ni
un solo día más.

Economía

En lo que se refiere al impacto económico que está teniendo la crisis
sanitaria del coronavirus Covid-19, el 46,24%, 2.740 encuestados,
asegura que no tiene ninguna o poca repercusión en sus cuentas. 665
personas (11,22%) destacan que han ahorrado. En el polo opuesto, 1.123
personas (18,9%) aseguran que han perdido gran parte o la totalidad de
sus ingresos. 995 (16,79%) son las personas que aseguran que se han
quedado sin ahorros y 632 (10,67%) sin trabajo. 325 participantes
señalan que no van a poder cubrir los gastos de alimentación y 357 pagar
el alquiler o la hipoteca. Las personas que advierten de que su empresa
está en riesgo de bancarrota suman 518 (8,74%).

En materia laboral, desde el pasado uno de marzo, ha trabajado el 62,6%
de los encuestados. De forma presencial suman 2.873 personas, mientras
que en teletrabajo son 1.191.

La mayoría de los encuestados (77,32%) no han solicitado ayudas,
mientras que el 12,5 sí lo han hecho y un 8,2% están pensando hacerlo.
En cuanto al tipo de ayudas, la mayoría han sido económicas, seguida de
alimentos, psicológicas y tecnológicas. El mayor número de solicitudes
de ayudas se han dirigido a las administraciones públicas, seguido de
las entidades financieras, familias y ONG.

Salud

En cuanto a la disponibilidad para aislarse de otros miembros del hogar
en el caso de que fuera diagnosticado de coronavirus, el 53,03% de los
encuestados respondió afirmativamente, mientras que el 41,2% no tiene
esa disponibilidad.

La inmensa mayoría de las personas de la muestra (90,14%) señaló que no
ha tenido ninguno de los síntomas asociados al Covid-19 y solo el 4,32%
ha llamado al número de atención telefónica del coronavirus.

En cuanto a los test, el 63,4% de los encuestados no se lo ha realizado
ni cree que lo necesite. Mientras que un 18,8% reconoce que le gustaría
hacérselo porque cuida de alguien del grupo de riesgo.

El uso excesivo de tecnologías, un alto nivel de ansiedad, el consumo
excesivo de alimentos, el alto nivel de estrés y de tristeza son algunos
de los índices que más preocupan a los encuestados por su aparición
durante la etapa de confinamiento