Quantcast

Sanidad aclara: ¿deben los nietos abrazar a los abuelos?

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, explicó esta semana desde el Palacio de La Moncloa el plan de desescalada que aprobó el Consejo de Ministros y que pretende volver a la «nueva normalidad», como lo definió el líder del Ejecutivo, en el mes de junio. El plan contempla cuatro fases.

En cuanto a los desplazamientos, Sánchez insistió en que no se podrá cambiar de provincia o de isla hasta que no lleguemos esa «nueva normalidad». Sí que podremos movernos a partir de la fase 1 (prevista a partir del 11 de mayo) por el interior de esa provincia. Podremos ir, por ejemplo, a nuestra segunda residencia (siempre que no cambiemos de provincia), a un pequeño comercio o a la terraza de un bar o restaurante.

Sin embargo, Sánchez no respondió con claridad a la pregunta de cuándo podríamos ir a casa de nuestros familiares, a los que no vemos desde el inicio del estado de alarma. Hasta en dos ocasiones le preguntaron, sin tener una respuesta clara.

Al día siguiente fuentes del Ejecutivo aclararon que las visitas podrán tener lugar desde el 11 de mayo. Ahora bien, este jueves, el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, quiso ser más claro.

«Es magnifico dar abrazos, pero estamos en una situación de riesgo que no va a durar siempre», empezó diciendo.

«El abrazo se podrá dar, pero ahora mismo tenemos que ser conscientes de que puede suponer para el abuelo un riesgo innecesario», afirmó al asegurar que es mejor dejar pasar más tiempo antes de que los nietos se acerquen ahora a los abuelos.