Quantcast

Una niña de 11 años confinada en su casa gana un concurso internacional de ballet

Una niña de 11 años y de origen brasileño, Sophia Heringer, se alzó con el primer premio en un concurso de ballet organizado por la Royal Academy Of Dance, tras realizar un ejercicio en el salón de su casa donde se encuentra confinada junto a su familia como consecuencia de la crisis del Covid-19.

Tras conseguir la victoria, Heringer recibió clases particulares de la prestigiosa bailarina canadiense Céline Gittens como premio.

«Creé la coreografía, escogí una canción y mandamos el vídeo por Instagram. El premio fue la clase con Céline y un par de zapatillas de punta autografiadas por ella», contó la niña en una entrevista recogida por varios medios del país.

La niña trasformó el salón de la vivienda familiar en Belo Horizonte en un gimnasio donde practicar la danza. Según sus allegados, la niña pudo ganar la competición por “disciplinada” y “perfeccionista”.

Para conseguir el primer premio, Heringer bailó al ritmo de la La Sonata para piano No. 11 de Mozart, interpretada por el alemán Hugo Steurer.

«Cuando grabamos el vídeo para el concurso, fueron varios intentos para llegar a la versión final. Ella me decía: de nuevo mamá, que todavía no está bien», afirmó Juliana Heringer, madre de la niña.