Quantcast

El Gobierno planea aprobar hoy nuevas medidas para flexibilizar el pago de impuestos a las empresas

El Gobierno planea aprobar este martes nuevas medidas fiscales orientadas a aliviar el pago de impuestos a las empresas, flexibilizando la tributación del Impuesto de Sociedades, IVA e IRPF.

Así consta en un borrador de real decreto ley que ha llevado el Gobierno este martes al Consejo de Ministros y al que ha tenido acceso Servimedia, en el que se plantea una nueva batería de medidas entre las que se encuentran varias de tipo fiscal relativas al IVA, Sociedades e IRPF, entre otros tributos.

En concreto, “con el fin de adaptar el cálculo aplicable a las liquidaciones de impuestos a la realidad económica”, el documento plantea dos medidas que afectan a la tributación del impuesto de Sociedades y a la del IVA e IRPF.

Respecto al impuesto de Sociedades, el Ejecutivo plantea que, “con carácter excepcional” para los periodos impositivos iniciados a partir del 1 de enero de 2020 y con efectos exclusivos para dicho periodo, los contribuyentes con una facturación que no supere los 600.000 euros anuales puedan cambiar el sistema de cálculo de su base imponible al hacer sus pagos fraccionados, de forma que se tenga en cuenta los resultados obtenidos este año, en lugar de los de los ejercicios anteriores, ya cerrados.

Por otro lado, el Gobierno propone que también puedan realizar este cambio las empresas con una facturación inferior a 6 millones de euros, aunque en su caso la aplicación sería ya para el segundo pago fraccionado, a realizar en octubre, ya que ya realizaron el primero que les correspondía.

En segundo lugar, el borrador sobre el que trabaja el Ejecutivo plantea que las empresas y autónomos que tributan por el sistema de módulos puedan cambiarlo por el de estimación directa del Impuesto de Sociedades, IRPF y el IVA, de forma que el periodo afectado por la declaración del estado de alarma no se tenga en cuenta en dicha estimación, para que así se tengan en cuenta los ingresos actuales, en lugar de los de ejercicios anteriores, que no se ajustan a la nueva realidad.

Además, el documento también propone ampliar hasta el 30 de mayo todos los plazos tributarios que ya habían sido ampliados anteriormente hasta el 30 de abril; así como establecer un tipo impositivo de IVA del 0% al material sanitario cuando se trate de entregas interiores, importaciones y adquisiciones intracomunitarias de este tipo de bienes cuyos destinatarios sean entidades públicas, sin ánimo de lucro y centros hospitalarios. El objetivo de esta última medida es garantizar su suministro de forma rápida y efectiva, así como la igualdad de trato de los productores nacionales en relación con las importaciones.

En caso de ser aprobadas, estas medidas se sumarán a otras ya aprobadas anteriormente por el Gobierno con el objetivo de mitigar el impacto en las empresas de la crisis generada por el Covid-19 y facilitar su disposición de liquidez, como la moratoria con la que permitir a trabajadores autónomos y pymes con una facturación de hasta 600.000 euros que aplacen al 20 de mayo el pago de impuestos del primer trimestre, como la liquidación del IVA, así como los pagos fraccionados de IRPF y Sociedades.

Anteriormente, el Gobierno ya había aprobado un real decreto ley para permitir a empresas y autónomos el aplazamiento de deudas tributarias de hasta 30.000 euros durante seis meses, sin intereses en los tres primeros. Sobre este punto, el borrador del nuevo real decreto ley plantea que, en el caso de aquellas empresas que lo necesiten, el pago de esas deudas se supedite a que hayan obtenido primero la financiación avalada por el ICO.

(SERVIMEDIA)