Quantcast

La Guardia Civil multa a un cazador que se saltó el confinamiento en las Tablas de Daimiel

La Guardia Civil ha investigado a un hombre que fue sorprendido hace unos días mientras cazaba con una trampa fabricada de manera artesanal en el paraje ‘Los Cachones’ del Parque Nacional de Las Tablas de Daimiel (Ciudad Real) y le ha sancionado por incumplir las medidas de limitación de movilidad establecidas en el estado de alarma para frenar el coronavirus.

La actuación tuvo lugar cuando los agentes, que se encontraban de servicio en el paraje Los Cachones, en el término municipal de Villarubia de los Ojos (zona de protección del Parque Nacional de las Tablas de Daimiel), observaron un vehículo que circulaba a escasa velocidad y que intentó huir al observar la presencia de los agentes, según informó este viernes el instituto armado.

Al aproximarse a él, los guardias civiles observaron que el conductor sacó del maletero una bolsa que escondió en unas piedras. En su interior iba una jaula y dos ejemplares muertos de conejo de monte.

Volviendo al lugar donde se observó por primera vez el vehículo, los agentes se encontraron tres trampas realizadas de forma artesanal, consistentes en un palo clavado al suelo por uno de sus extremos con forma de arco o muelle y un disparador que accionaba el mecanismo al ser arrastrado por la pieza a capturar.

Dado que esa trampa no es selectiva, ya que puede caer en ella cualquier reptil, mamífero pequeño u otra especie protegida, los agentes procedieron a investigar a esta persona como presunto autor de un delito relativo a la flora, la fauna y animales domésticos. Además, el hombre ha sido sancionado por incumplir el confinamiento pro el estado de alarma.

El Seprona de la Guardia Civil, como policía judicial medioambiental específica, es la unidad especializada en la protección, conservación del medio natural, y dentro del marco competencial establecido en la Ley, la encargada de la investigación de esta tipología delictiva.

SERVIMEDIA