Quantcast

Trucos para poder conciliar el sueño durante el confinamiento

El profesor de Psicología de la Universidad CEU San Pablo, Fernando Miralles, propone unas pautas a seguir, para que el sueño sea más reparador y el día siguiente se pueda empezar con mejor humor y una actitud más positiva.

Las ha recogido en un decálogo para ayudar a conciliar el sueño a quienes están teniendo problemas para hacerlo tras semanas de confinamiento por la crisis del Covid-19.

Estos consejos están enfocados especialmente a las personas que no cuentan con una organización diaria u horarios, que les permitan adaptar el reloj biológico: se levantan tarde, comen a deshora, no ejercitan su cuerpo o duermen siestas más duraderas de lo habitual, entre otros ejemplos.

Así, el experto propone llevar un horario organizado durante todo el día, acostarse a la misma hora, evitar cenas copiosas, alcohol, cafeína y chololate tres horas antes de acostarse y trazar “un protocolo” para irse a dormir.

“Cuando vamos a la cama, necesitamos que el cerebro haya comenzado a sintetizar la hormona que induce el sueño, la melatonina, esto se consigue con acciones como leer o escuchar música relajante. Nos podemos poner música al acostarnos siempre que pongamos un auto off de unos 20 o 30 minutos, pues si toda la noche estamos con la música, el sueño no sería tan reparador”.

Las técnicas de relajación y evitar la manipulación de dispositivos electrónicos también ayudan al cerebro a conciliar el sueño, según el profesor.

Los siguientes consejos son evitar hacer gimnasia dos horas antes de acostarse y no dormir siestas que duren más de 30 minutos. Asimismo, el profesor de Piscologia del CEU recomienda que “el dormitorio tiene que ser cómodo, agradable, estar a oscuras, con el menor ruido posible y con buena temperatura” y, en caso de que no se pueda dormir, tomar melatonina 30 minutos antes de acostarse “y, si puede ser, que la cápsula contenga pasiflora y amapola californiana”.

Por último, si no se puede dormir después de 45 minutos acostado, el experto propone “pensar en algo relajante, monótono y aburrido”.

(SERVIMEDIA)