Quantcast

Instalan “cajeros automáticos” de arroz para que los vietnamitas se puedan abastecer gratis durante la crisis del coronavirus

Las autoridades vietnamitas, por iniciativa del empresario local Hoang Tuan Anh, han instalado una decena de máquinas expendedoras de arroz en las principales ciudades del país para que los ciudadanos puedan abastecerse de manera gratuita de este alimento durante la crisis del coronavirus.

“Mucha gente ha perdido su trabajo porque han cerrado negocios. Quería ayudar, pero no tengo gran capacidad financiera, así que elegí donar arroz para que todo el mundo pueda comer. Lo hago con estos ‘cajeros automáticos’ que funcionan 24 horas al día para que nadie se exponga a infectarse cuando entrega el arroz”, explicó Tuan Anh, propietario de PHG Lock, una empresa de cerraduras inteligentes.

Los habitantes tienen derecho a recoger hasta un kilo y medio de arroz por persona. Para respetar esta norma, las máquinas están equipadas con un sistema de reconocimiento facial.

“No queremos que la gente haga negocio o la use varias veces en un mismo día. Algunos se cambian de ropa y de sombrero para intentar llevarse el arroz varias veces”, explica Jolie Nguyen, una de las trabajadoras de Tuan Anh.

El empresario estima que ya se han repartido unas 45 toneladas de arroz entre unas 120.000 personas. Cada ración dura aproximadamente de cinco a seis días.

Vietnam ha conseguido por el momento frenar de manera considerable los efectos de la pandemia. Se han registrado tan solo 267 casos de contagiados y nadie ha fallecido como consecuencia de la enfermedad.