Quantcast

AG Bell reclama subtítulos, intérpretes de lengua de signos y videochats para que la información sobre el coronavirus sea accesible a las personas sordas

AG Bell International reclamó este jueves que toda la información sobre el coronavirus sea accesible a las personas con sordera, tanto la que se ofrece en los medios de comunicación, como la que proporcionan los servicios de la administración.

En un comunicado, la organización exigió que «toda la información sobre el coronavirus en las distintas televisiones esté subtitulada y cuente con un intérprete de lengua de signos».

Asimismo, destacó que aunque alguna comunidad autónoma y algún ayuntamiento han habilitado servicios de videollamada, «es hora de que las administraciones tengan en cuenta a toda la comunidad con discapacidad auditiva y que habilite videochats».

Por otro lado, explicó que en la atención directa, hay que tener en cuenta que muchas personas de este colectivo precisan la lectura labial.

Según AG Bell, el empleo de mascarillas por el personal de farmacia, sanitarios y de supermercados dificulta la lectura de labios «imprescindible para que muchas personas con sordera puedan entender lo que se habla». Por ello, cuando el hablante lleva mascarilla, es preciso utilizar la escritura, recomendó.

AG Bell señaló además que la norma establece que las personas mayores de 65 años y con discapacidad tienen prioridad en los supermercados, pero advirtió que «como la sordera es en la mayoría de los casos casi invisible, resulta muy complicado explicar la pertenencia a este colectivo». Finalmente, llamó la atención sobre la cancelación temporal de los servicios de intérpretes de lengua de signos y asesores sordos, que «dificulta el acceso a la educación del alumnado con sordera».

SERVIMEDIA