Quantcast

Marzo registra el mes con menos muertos en carretera desde 1960

El confinamiento en casa de la mayor parte de la población por el estado de alarma para frenar la expansión del coronavirus ha contribuido a que marzo haya sido el mes con menos personas fallecidas en accidentes de tráfico en las carreteras desde que en 1960 comenzara la serie estadística de siniestralidad vial en España.

Según los datos de la Dirección General de Tráfico (DGT) a un máximo de 24 horas tras los accidentes, a los que tuvo acceso Servimedia, un total de 54 personas perdieron la vida en las carreteras durante marzo de este año, lo que supone 44 menos que ese mismo mes de 2019.

Este mínimo histórico no sólo se refleja en que es el marzo con menos muertos en las carreteras desde 1960, ya que el anterior era marzo de 2013 (69 fallecidos), sino en los 723 meses del registro histórico, que comienza en enero de 1960.

Hasta ahora, el mes con menos víctimas mortales era enero de 2014, con 61 personas fallecidas en accidentes de tráfico en las vías interurbanas, por delante de enero de 1961, marzo de 2013 y febrero de 2014, todos ellos con 69 muertos.

Además, el primer trimestre de este año también ha registrado el mínimo histórico de fallecidos en carretera, con 219 víctimas mortales, una menos que el trimestre inicial de 2014, que hasta ahora tenía la cifra más baja.

ESTADO DE ALARMA

Esta excepcional bajada de la mortalidad en marzo se debe a la reducción de la movilidad desde que a pocos minutos de que acabara el sábado 14 de marzo entrara el estado de alarma decretado por el Gobierno ante la crisis sanitaria derivada del Covid-19, enfermedad causada por el nuevo coronavirus.

Desde ese momento y hasta el 31 de marzo, con más controles en fines de semana por parte de la Policía Nacional y la Guardia Civil, murieron 16 personas en las carreteras españolas, cuando en los 14 primeros días de marzo hubo 38 fallecidos.

Siete días han concluido sin víctimas mortales en las carreteras desde que se declarara el estado de alarma: el martes 17 de marzo, el miércoles 18, el sábado 21, el miércoles 25, el jueves 26, el viernes 27 y el domingo 29.

Con el estado de alarma se han producido importantes descensos en la circulación de vehículos en comparación con el tráfico habitual, tanto al entrar y salir de grandes ciudades como en los desplazamientos largos por carretera (entre un 60 y un 70% de lunes a viernes y hasta un 88% en fines de semana), así como en los movimientos transfronterizos entre España y Francia o Portugal (entre el 70 y el 91%, en general).

La caída en el tránsito de vehículos se ha acentuado desde este lunes después de que el Gobierno endureciera el confinamiento al cerrar toda actividad económica no esencial, lo que deja a más ciudadanos en sus casas sin poder trabajar. Por ejemplo, el tráfico cayó un 34% más en Madrid tanto este lunes como este martes en comparación con esos mismos días de la semana pasada.

El objetivo fundamental de ese endurecimiento de la cuarentena, a través de un real decreto-ley por el que el Ejecutivo regula un permiso retribuido recuperable para quienes hagan trabajos esenciales, es reducir la movilidad, según destacó este lunes Fernando Grande-Marlaska, ministro del Interior.

Marlaska comentó que el Gobierno se propone que la circulación disminuya un 85% respecto a días normales para ayudar a no saturar los centros sanitarios. «Me gustaría que ese 85% lo tengamos todos grabado», indicó, antes de recalcar que esta Semana Santa será «absolutamente distinta» al considerar «impensable» que vayan a dispararse los viajes por carretera.

SERVIMEDIA