Quantcast

Personas con discapacidad intelectual envían cartas ilustradas a pacientes hospitalizados por coronavirus

Las 19 personas del Centro Residencial Integra Aragón que trabajan en el taller de arte y diseño de Atades (Asociación Tutelar Aragonesa de Discapacidad Intelectual) envían cartas ilustradas para dar ánimos a las personas ingresadas por coronavirus en hospitales de Madrid y Barcelona.

Son 19 de los 35 usuarios que solía tener el taller, los que viven en el Centro Residencial Integra Aragón, que no han parado su actividad. Su tarea consiste en escribir y dibujar cartas a mano, sabiendo que las personas destinatarias son pacientes ingresados con coronavirus en diferentes hospitales de la Comunidad de Madrid y Barcelona.

Según Pilar Cebrián, tutora del taller de arte y diseño de Atades, «se nos ocurrió que esta era una forma en la que nuestros chicos podrían participar de forma activa y sentir que ellos también están colaborando y haciendo algo por los demás».

Todos los días, los ilustradores realizan cartas que son escaneadas y enviadas por mail a diferentes hospitales. «Para las personas que las realizan, esto les está aportando mucha motivación. Sienten que ellos también ayudan y esto les despierta emociones positivas y esperanza», destacó Cebrián.

Además, prosiguió, «esta acción sirve de terapia para los usuarios con discapacidad intelectual, más vulnerables a la enfermedad y a la situación de confinamiento producida por el Covid-19». Agregó que «aunque la iniciativa no está en marcha en hospitales de Aragón, les encantaría escribir e ilustrar cartas para enviar ánimos y arrancar sonrisas a las personas que están en los hospitales de la Comunidad».

MENSAJES DE ESPERANZA

«Soy Ramiro. Estoy en un taller de arte y diseño. Espero que te mejores pronto y te mando esto con todo mi cariño. Ánimo y se valiente, que todo irá bien y pronto volverás a tu casa con los tuyos».

«Hola. Soy Pilar. Aunque no tengo el gusto de conocerte, te deseo de todo corazón que sepas llevar tu enfermedad con mucha entereza y paciencia sobre todo. Ya sabes que en mi tienes una amiga para todo, aunque nunca lleguemos a conocernos. Tu amiga invisible, Pilar».

Estos son sólo dos ejemplos de los mensajes ya enviados. Son cartas «escritas desde el corazón, positivas y motivacionales», con el único objetivo de dar ánimos.

SERVIMEDIA