Quantcast

Cermi Mujeres pide que la Ley de Libertad Sexual «no se olvide de las mujeres y niñas con discapacidad»

La Fundación Cermi Mujeres pidió al Ministerio de Igualdad que la futura Ley Orgánica de garantía integral de la libertad sexual asuma «con ambición y convicción la interseccionalidad derivada del género y la discapacidad», a fin de no dejar fuera a las mujeres y niñas con discapacidad.

Así se recoge en un completo documento de aportaciones y propuestas de modificación y adición al texto del Anteproyecto entregado al Ministerio que dirige Irene Montero.

En él, Cermi Mujeres pone el acento en la mayor exposición a las violencias sexuales de las mujeres y niñas con discapacidad, y destaca formas específicas de violencia sexual en este segmento de población como la esterilización forzosa, «que requiere de respuestas legales más complejas e intensas».

Por estos motivos, Cermi Mujeres ha formulado una prolija batería de enmiendas dirigidas a reforzar la dimensión inclusiva de la Ley que, a su juicio, «mejoran «considerablemente el texto de partida».

Sus propuestas se apoyan en la aplicación sistemática de los mandatos contenidos en los instrumentos internacionales de derechos humanos para la igualdad de las mujeres y de las personas con discapacidad (la Convención sobre la Eliminación de toda forma de Discriminación contra la Mujer, la Convención Internacional sobre los derechos de las Personas con Discapacidad y el Convenio del Consejo de Europa sobre prevención y lucha contra la violencia contra la mujer y la violencia doméstica), así como en la interpretación que han hecho sus órganos de seguimiento).

Una vez presentadas estas propuestas, Cermi Mujeres espera abrir un proceso de escucha y diálogo activos con el Ministerio de Igualdad para que todos estos planteamientos sean recogidos en el texto legal que termine aprobando el Gobierno».

El objetivo es que «la interseccionalidad de género y discapacidad sea acogida en una legislación de tal relevancia», concluyó.

SERVIMEDIA