Quantcast

Análisis DLC Kingdom Hearts 3: Re Mind – Un emotivo extra que añade un buen reto

El lanzamiento estrella de Square Enix durante 2019 fue Kingdom Hearts 3, un juego tan esperado como deseado y que quizás no cumplió todas las esperanzas de los fanáticos. Hace un año que llegó de la mano de Koch Media pero el equipo desarrollador no lo ha dejado de lado y ha seguido implementando funciones a lo largo de estos 365 días desde su lanzamiento. Hoy nos llega este contenido añadido de pago titulado Re Mind, que además puede adquirirse con el concierto de Kingdom Hearts y hacer un pack de expansión ideal para todo aquel que le supo a poco el juego y además quiere disfrutar de un gran producto audiovisual.

Hay que advertir que para poder jugar a este DLC es necesario tener una partida terminada, de otra forma no podrá jugarse, así que si lo tenéis a medias, es momento para darle un arreón y finalizar la aventura principal para poder tener acceso a Re Mind. Una vez entramos en el juego, podremos deleitarnos con una buena cantidad de minutos de escenas cinemáticas. Tras ver todas las escenas llega el momento del juego en el que viviremos lo ya acontecido durante la parte final de Kingdom Hearts 3 pero desde otros planos de la historia, de tal manera que podremos controlar a otros personajes, entre ellos una gran sorpresa, que no queremos desvelar, pero que os va a dejar con la boca abierta y sobre todo con una melancólica lagrimilla en los ojos.

Iremos revisitando lugares y escenas que, como decimos, ya acontecieron al final de la aventura y podremos ir eligiendo personaje con el que jugar. Todo ello con un claro motivo y es el ampliar la explicación de la historia y poner claras las motivaciones de todos los enemigos y por qué no, ir abonando el terreno en una supuesta cuarta entrega.

Tras completar estos recuerdos viajaremos al área nueva de Scala Ad Caelum, La ciudad del Viento, allí a través de una serie de luchas y mayor dificultad, conseguiremos lo que Sora buscaba desde un principio y nos dejará un bonito final, que quizás nos haga soltar alguna que otra lagrimita.

En cuanto a nuevo contenido aparte de la nueva zona Scala Ad Caelum, tendremos nuevos jefes finales y que nos han gustado bastante y sobre todo, tras acabar el DLC tenemos una segunda parte en la que lucharemos contra otros 13 super villanos llevados a su máxima expresión de dificultad. Cada uno contendrá un patrón diferente y no será suficiente con pulsar insistentemente el botón de ataque y de super ataques. Y por su los 13 no fueran pocos, habrá un enemigo final secreto que será casi imposible de derrotar. Sin duda un reto para los más atrevidos.

Se ha implementado un modo fotográfico con todos los personajes de la saga y muchos más filtros y añadidos para poder realizar las composiciones que siempre soñamos en este juego. Y finalmente un editor de combates para personalizar ciertos puntos como uso de magias, objetos, etcétera.

Square Enix ha introducido suficiente contenido como para justificar el precio que vale este DLC Re Mind, que os recomendamos adquirir con el concierto en vivo de la banda sonora de la saga por un poquito más de dinero. Vais a comprender mejor las motivaciones de algunos personajes vais a rememorar los momentos finales del juego desde otros puntos de vista y vais a pelear contra algunos jefes finales diferentes que merecen mucho la pena. Además que el reto Limit Cut os va a dar muchos quebraderos de cabeza por su alto nivel de dificultad. Para echarle más horas y para disfrutarlo a la espera de una nueva entrega de la saga, que solo los chicos de Square Enix saben cuándo llegará.