Quantcast

La directora de la Guardia Civil asegura que el número de mujeres en el cuerpo es “claramente insuficiente”

La nueva directora general de la Guardia Civil, María Gámez, aseguró este miércoles que la institución que gestionará tiene un número de mujeres “claramente insuficiente”, tanto en lo que se refiere a la escala de agentes como entre los mandos.

Gámez hizo esta consideración en su toma de posesión, en la Dirección General de la Benemérita, en Madrid, acto que estuvo presidido por el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, y el secretario de Estado de Seguridad, Rafael Pérez.

No acudió a la ceremonia la ministra de Defensa, Margarita Robles, cuya presencia estaba anunciada y de quien depende también el nombramiento del director del Instituto Armado, dado que este cuerpo tiene una dependencia civil y militar.

Estuvieron presentes en el acto, además de mandos de la Guardia Civil, la Policía Nacional y de las Fuerzas Armadas, el presidente del Tribunal Constitucional, Juan José González Rivas, y el Defensor del Pueblo, Francisco Fernández Marugán.

“PIEZA ESTRATÉGICA”

En su intervención, Gámez se refirió a que estaba “emocionada” al haberse convertido en la primera mujer en dirigir la Benemérita, al tiempo destacó la importancia de defender la igualdad de sexos y de que este sea un principio por el que trabajen todos dentro de su institución.

Se refirió a que en la actualidad hay algo más de 5.800 mujeres en la Guardia Civil, de un total de unos 75.000 agentes, lo que supone alrededor de un 7% del total de la plantilla. Afirmó que este porcentaje de mujeres es “claramente insuficiente”.

Por este motivo, Gámez indicó que será una “pieza estratégica” de su gestión el incrementar el número de mujeres en el cuerpo, tanto entre los agentes como entre los mandos. “A la Guardia Civil le va a sentar muy bien que lleguen más mujeres”, afirmó.

Añadió que también será una de sus “principales batallas” al frente del Instituto Armado “la lucha contra la violencia de género y los maltratadores”. Asimismo, aludió a que su institución debe actuar en defensa del medio ambiente y los animales, ya que la sociedad española está “cada vez más sensibilizada” con estas cuestiones.

AYUDAR A LA “ESPAÑA VACIADA”

En cuanto a otras prioridades, se refirió a que la presencia de los guardias civiles por todo el territorio nacional es determinante para hacer frente a la “España vaciada”, de forma que en los territorios menos poblados del país los ciudadanos vean que también se protegen sus derechos.

En este aspecto incidió Marlaska, quien, en su discurso, aludió a que la Guardia Civil es en todo el territorio nacional un “garante” de los derechos ciudadanos y un “elemento vertebrador único”. Aludió a que esto se cumple en todas las comunidades autónomas y citó, entre otras, a Cataluña y Navarra.

Asimismo, el ministro se refirió a que Gámez debe ser dentro del Instituto Armado un “faro” para los agentes y, en concreto, para las mujeres que forman parte ya del cuerpo y para las que ingresen en el futuro. Esta referencia del ministro a convertirse en un “faro” o referente coincide con el hecho de que el padre de la nueva directora de la Guardia Civil era farero de profesión.

SERVIMEDIA