Quantcast

El temporal registra el día de enero más lluvioso en un siglo en Barcelona, Tarragona y Zaragoza

El primer temporal del invierno por viento, lluvia, nieve y oleaje ha registrado el día más lluvioso de enero jamás medido en zonas de Barcelona, Tarragona y Zaragoza desde hace cerca de un siglo.

El primer temporal del invierno por viento, lluvia, nieve y oleaje ha traído el día más lluvioso de enero jamás registrado en zonas de Barcelona, Tarragona y Zaragoza desde hace cerca de un siglo.

Este tiempo adverso comenzó el pasado domingo por la combinación de la borrasca profunda ‘Gloria’, que se situó entre el este peninsular y Baleares, y la llegada de una masa de aire frío procedente del interior de Europa, lo que ha provocado nevadas en cotas muy bajas del tercio oriental de la península, un oleaje significativo en el mar Balear y lluvias rachas de viento considerables en el noreste.

Uno de los portavoces de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), Rubén del Campo, comentó a Servimedia que la borrasca ‘Gloria’ desapareció como tal este martes, si bien por la tarde de ese día persistió el temporal de levante, con rachas fuertes de viento en la fachada mediterránea y lluvias fuertes y persistentes en Aragón y Cataluña, y mal estado de la mar. Este miércoles seguirán las lluvias intensas en el noroeste, además del sur de Andalucía.

El temporal invernal irá amainando hasta dar sus últimos coletazos a primeras horas de este jueves en Barcelona y Girona. Hasta ahora ha pulverizado récords históricos de precipitaciones, oleaje y rachas de viento.

PRECIPITACIONES

En cuanto a las precipitaciones, este martes fue el día de enero más lluvioso jamás registrado en cuatro observatorios del noroeste peninsular, según datos de la Aemet recogidos por Servimedia. Así, el aeropuerto de Barcelona recogió 87,2 litros por metro cuadrado, la cifra más alta desde que la toma de datos comenzara en 1925 (el anterior récord eran 60,0 litros por metro cuadrado el 17 de enero de 1946).

Este martes también se convirtió en la jornada más lluviosa de enero nunca notificada en Tortosa (Tarragona) desde 1920, con 137,2 litros por metro cuadrado, lo que supone casi el doble que el anterior, que eran 76,0 litros por metro cuadrado el 10 de enero de 1941.

Lo mismo ocurre con el aeropuerto de Zaragoza, con 41,0 litros por metro cuadrado (récord desde 1941; el anterior eran 37,5 litros el 24 de enero de 1951), y con el municipio zaragozano de Daroca, con 59,8 litros por metro cuadrado (récord desde 1920; el anterior eran 30,0 el 24 de enero de 1951).

TEMPORAL MARÍTIMO

Por otro lado, la borrasca ‘Gloria’ ha sellado el mayor temporal marítimo nunca registrado en el Mediterráneo occidental, con olas gigantes que en su pico máximo llegaron a superar los 10 metros en varios puntos del mar Balear, que comprende un área situada entre Valencia hasta Cataluña incluyendo Baleares.

El temporal ha sacudido esa franja mediterránea y así consta en los datos recopilados por las boyas de Puertos del Estado, organismo perteneciente al Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana.

Esos datos, recogidos por Servimedia, indican que el último récord llegó en la medianoche de este martes, cuando la boya del cabo Begur (frente a las costas de Girona) registró 7,85 metros de altura significante del oleaje, una cifra que supone un nuevo máximo desde que la serie histórica de ese lugar comenzara en 2001.

La altura significante del oleaje mide el tercio de las olas más altas durante un periodo de unos 20 minutos y es el parámetro utilizado para estos casos porque el ojo humano sobreestima la altura de las olas. No obstante, Puertos del Estado calcula que en ese momento hubo una altura máxima de 13,28 metros en la boya del cabo Begur.

Este lunes hubo tres récords históricos. La boya de Valencia midió a las 6.00 horas el mayor oleaje jamás registrado en el Mediterráneo occidental, con 8,44 metros de altura significante (unos 13,5 metros de altura máxima). No consta un mayor temporal en esa zona desde que la toma de datos comenzara en 2005.

Según Puertos del Estado, esa altura significante supera el récord anterior en el Mediterráneo occidental, que ostentaba Mahón (Menorca) con 8,15 metros por un temporal ocurrido en enero de 2003.

Otra efeméride llegó este lunes un poco antes, a las 2.00 horas, cuando la boya de Dragonera, situada al oeste de la isla de Mallorca, midió 7,97 metros de altura significante (14,22 metros de altura máxima). La serie histórica se inició en 2006.

Y la boya de Tarragona registró 7,62 metros de altura significante del oleaje a las 13.00 horas (11,41 metros de altura máxima), algo jamás medido desde que este dispositivo comenzara a funcionar en 2004.

VIENTO

Por otro lado, el temporal también ha tenido su reflejo en rachas de viento históricas registradas este domingo. Los datos de Aemet, recogidos por Servimedia, indican que la estación del aeropuerto de Palma de Mallorca contabilizó una racha de 63,5 km/h, que es la más alta en un día de enero desde que la serie histórica se iniciara en 1951. El anterior récord eran 50,6 km/h, medidos el 21 de enero de 2017.

Algo similar ocurrió en el aeropuerto de Menorca, con 70,9 km/h, que es la racha más fuerte en enero desde 1965 (la anterior eran 66,0 el 14 de enero de 1980). Y en el municipio madrileño de Torrejón de Ardoz, con 93,0 km/h, que iguala el intervalo de viento más elevado desde 1969 (el 4 de enero de 2014 también se registraron 93,0 km/h).

Otros datos significativos, aunque no de récords, son las temperaturas gélidas registradas este lunes en Cerler (Huesca), con -11,7ºC; el puerto de Navacerrada (Madrid), con -10,8ºC, y la estación de esquí de La Covatilla (Salamanca), con -10,5ºC. Ese día hubo una racha huracanada de viento de 121 km/h en Estaca de Bares (A Coruña).

Y este martes se produjo una cantidad muy importante de precipitación en Horta de Sant Joan (Tarragona), donde cayeron 227,4 litros por metro cuadrado.

SERVIMEDIA