Quantcast

El Gobierno acuerda con los agentes sociales subir el SMI a 950 euros mensuales este año

Gobierno, patronal y sindicatos cerraron este miércoles un acuerdo para elevar el Salario Mínimo Interprofesional (SMI) hasta los 950 euros mensuales para 2020, un 5,6% más respecto al año anterior.

Así lo anunció la ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz, tras la reunión que mantuvo con los secretarios generales de CCOO y UGT, Unai Sordo y Pepe Álvarez, y los presidentes de CEOE y Cepyme, Antonio Garamendi y Gerardo Cuerva.

Este incremento sucede al que se produjo el año pasado del 22,3%, la subida más elevada de la democracia, y que situó el salario mínimo en 900 euros mensuales.

La ministra destacó sentirse “muy contenta” por este acuerdo y valoró que los agentes sociales “han elevado la mirada” al pactar este incremento. Subrayó que “este es el primer gran acuerdo social de esta legislatura” pero no será el único, sino que “este Ministerio va a seguir trabajando y tomando medidas” y “va a hacer grande el diálogo social”.

Díaz señaló que mañana comenzará la redacción del decreto, una vez esté listo estará en audiencia durante siete días y entrará en vigor cuando se apruebe en Consejo de Ministros, con efectos retroactivos a 1 de enero de 2020, por lo que no se aprobará el martes que viene.

Preguntada por el impacto de esta subida, señaló que la afectación global es a más de dos millones de trabajadores, pero puntualizó que no puede precisar la cifra concreta porque se debe evaluar el impacto en los trabajos a tiempo parcial.

En cuanto a la implicación de esta subida para las previsiones de creación de empleo, Díaz negó que el incremento afecte directamente a la generación de puestos de trabajo. “Los informes que están encima de la mesa dan la razón a este Gobierno” en ese sentido, afirmó.

EMPRESARIOS

Desde la parte empresarial, Garamendi comentó que “todo el mundo se deja pelos en la gatera” en una negociación y reconoció que le hubiera gustado que la cifra hubiera sido menor dado el impacto de la subida del año pasado.

Aun así, agregó que les preocupaba “mucho más” lo que podía suponer la cantidad de 1.000 euros, “que puede ser legítima para quien lo plantea, pero pensamos que no era la cantidad adecuada”.

Garamendi puso énfasis en que “de una forma urgentísima el Gobierno cambie la ley de indexación de los contratos públicos” para que la subida del SMI pueda repercutir en estos contratos, en lo que también están de acuerdo los sindicatos. “Vamos a trabajar en este sentido”, respondio la ministra.

Por otra parte, el máximo responsable de la CEOE hizo mención al mundo agrario afirmando que “realmente está sufriendo de una forma especial” el crecimiento del SMI e instó al Ejecutivo a que dialogue con la representación empresarial sectorial “para hablar de verdad de lo que son los problemas del campo en nuestro país”.

Por parte de Cepyme, Cuerva también dijo que “950 euros para la pyme no es bueno, pero es mejor, es menos malo que subir 1.000 euros” y pidió al Gobierno “que tenga en cuenta a la empresa”.

SINDICATOS

Desde los sindicatos, el dirigente de UGT valoró “positivamente” la cuantía destacando que casi dobla la banda más alta del acuerdo de negociación colectiva, que instaba a subir los salarios hasta un 3%, y agregó que “este es un camino que nos tiene que permitir en el año 2023 llegar a esa senda del 60% del salario medio” fijado en el acuerdo de Gobierno.

Por CCOO, Sordo agregó que “tenemos que pegar un salto en 2020 con los convenios colectivos para favorecer a los salarios más bajos” pero que la subida del SMI “es una buena noticia económica para España”. Además, se alineó con la ministra al decir que su organización no prevé destrucción de empleo “ni mucho menos, todo lo contrario” por el incremento del salario mínimo.

Todas las partes indicaron que en esta reunión no se ha abordado la senda para elevar el SMI al 60% del salario medio al final de la legislatura, en 2023, y que sólo se ha tratado el SMI de este año.

SERVIMEDIA