Quantcast

Calvo asegura que la reforma penal para rebajar la pena por sedición «no forma parte en absoluto de la mesa de diálogo»

La vicepresidenta primera del Gobierno, Carmen Calvo, aseguró este miércoles que la reforma del Código Penal para rebajar la pena por el delito de sedición «no forma parte en absoluto de la mesa de diálogo» con los independentistas catalanes, y que sería la Justicia, no el Ejecutivo, la que, en su caso, aplicaría la «derivada» de una rebaja de la condena a los políticos condenados.

En una entrevista en la Ser recogida por Servimedia, explicó que esa propuesta de reforma forma parte de la política legislativa que tiene prevista el Gobierno, que en el ámbito penal pretende también modificar lo relativo al consentimiento sexual de las mujeres.

Dejó claro que sobre esa reforma el Gobierno no hablará con ningún presidente autonómico y que solo se someterá al Parlamento, donde habrá que negociar con los grupos parlamentarios para lograr la mayoría absoluta necesaria, al ser ley orgánica.

Calvo considera que Europa «nos ha mandado el mensaje de que hay que hacer algo, hay que actualizar algo» en el Código Penal para «acompasarlo» a los comportamientos socials actuales. Reconoció que esa reforma podría tener «una deriva» en esa rebaja de condena a los políticos condenados, pero eso «no depende del Gobierno» sino que corresponde, en su caso, a la Justicia.

SERVIMEDIA