Quantcast

Un padre estrangula con sus propias manos al coyote que atacó a su hijo

Un hombre de New Hampshire (Estados Unidos) acabó con sus propias manos con la vida de un coyote que atacó el lunes a su hijo, informó la policía.

Ian O’Reilly se encontraba haciendo senderismo en compañía de sus esposa y sus tres hijos cuando un coyote les sorprendió en plena caminata y atrapó a uno de los pequeños.

El padre, al ver a su hijo de dos años en peligro, no se lo pensó dos veces y se abalanzó sobre el animal, al que pateó antes de acabar con su vida asfixiándole con sus propias manos, comentó el jefe de policía de Kensington, Scott Cain.

O’Reilly dijo a los agentes que su lucha duró unos diez minutos. “No tuve otra opción, no se iba”, comentó. “Cuando pude ponerme encima, puse mi mano alrededor de su hocico”, recordó. “Empujé su cabeza en la nieve y lo maté de asfixia”, concluyó.

Durante el enfrentamiento, O’Reilly fue mordido en uno de sus brazos y en el pecho, y tuvo que vacunarse contra la rabia por precaución. Su hijo no sufrió heridas.

Los agentes creen que el mismo coyote protagonizó un par de altercados horas antes, cuando sobre las 9 de la mañana (hora local) atacó a un coche en marcha en una carretera en Hampton Falls.

Quince minutos después mordió a otra mujer que se encontraba en el porche de su casa junto a sus tres perros. La víctima, al igual que O’Reilly, también fue vacunada contra la rabia.