Quantcast

El gasto acumulado de los turistas chinos en España ha crecido un 881,8% en cinco años, hasta los 1.675,52 millones

El gasto acumulado de los turistas chinos en España ha pasado de poco más de 190 millones de euros a 1.675,52 millones en cinco años, un 881,8% más, según el II Estudio de la Asociación de Turismo España-China (ATEC) que se ha presentado este martes. Este informe revela además que el número de visitantes chinos ha pasado de 399.000 de 2015 a los 896.000 del año pasado.

El estudio de ATEC refleja que España “vive un momento de consolidación del turismo procedente de China”. Además, evidencia “un incremento claro del gasto de este viajero en nuestro país”, que gastó de media 2.563 euros en 2019, frente a los 1.052 euros del alemán o los 651 euros del francés.

Otro dato importante que se obtiene del estudio es que el pasado año se mantuvo la frecuencia de vuelos y ciudades de destino entre España y China, con un total de 32 vuelos semanales, que se prolongan hasta la actualidad, a expensas de que se consolide la ruta con Chengdu.

La peculiaridad del turista chino que le diferencia del de otros países es que elige mayor variedad de destinos (culturales, gastronómicos, de compras…) y planea sus viajes no sólo en la temporada estival, ya que “únicamente un 30% de los turistas procedentes de China realizan actividades de sol y playa”, señalan desde ATEC.

El estudio recoge la imagen que tiene el turista chino de España según experiencias reales. Entre los comentarios positivos, el tema más destacado es el de los monumentos, que engloba el 48% de las valoraciones, seguido de la comida (20%), España en general (8%) el clima (6%), y el transporte (4%).

Por el contrario, entre los comentarios negativos acerca del país se encuentra la seguridad (27%), el bajo nivel de inglés de los españoles, los horarios de las comidas y los monumentos (20%, cada uno) y el transporte (10%).

De Madrid, los turistas chinos destacan por encima de todo sus monumentos, con un 52% de las opiniones positivas, seguido de la comida (25%), las compras (7%) y el transporte (4%). Entre los comentarios negativos, la comida lidera la lista con un 38%, seguida de la seguridad y el bajo nivel de inglés de los españoles (31%).

Los comentarios positivos más destacados de Barcelona están encabezados por la ciudad en general (33%), seguida de sus monumentos (29%), la comida (19%) y sus gentes (14%). Los aspectos más negativos a juicio de los chinos son la seguridad de la ciudad y sus monumentos (50%).

Así, las principales conclusiones que extrajo la ATEC de este estudio es que los principales atractivos para los turistas chinos son la cultura y la gastronomía y que muchos de los viajeros decidieron viajar a España tras verla en programas de televisión o tras haberla conocido por el fútbol o el flamenco.

Los principales problemas que detecta la asociación son la seguridad, especialmente en Barcelona, la dificultar para hacerse entender por la falta de inglés de los españoles y las diferencias culturales, sobre todo por los horarios de las comidas.

Finalmente, desde ATEC señalaron que el crecimiento del turismo chino en España se debe también a una serie de factores clave en el país emisor: la fortaleza del mercado chino, el incremento de la renta per cápita, las mejoras sociales, la apreciación del yuan, el boom en el sector servicios o la mejora de la conectividad global.

SERVIMEDIA