Quantcast

El tratamiento de la fístula perianal con células madre del paciente logra una curación duradera

Un estudio liderado por los doctores Damián García-Olmo y Mariano García-Arranz, del Instituto de Investigación Sanitaria-Fundación Jiménez Díaz (IIS-FJD), demuestra que el tratamiento de la fístula perianal con células madre derivadas del tejido adiposo es seguro y, de hecho, puede favorecer la curación duradera y a largo plazo. Actualmente, la mayoría de los pacientes son tratados con cirugía.

Este estudio, publicado en ‘STEM CELLS Translational Medicine’, nace a raíz de investigaciones previas realizadas por el mismo equipo. “Hace 17 años empezamos a explorar el uso de células madre derivadas del tejido adiposo como una opción de tratamiento de pacientes con fístula perianal compleja con la hipótesis de que sus capacidades antiinflamatorias e inmunomoduladoras podrían contribuir al proceso de curación”, subrayó el doctor García-Arranz, científico clínico y básico de asesoría y apoyo de la Unidad de Innovación Tecnosanitaria del IIS-FJD.

En las fases I y II de la investigación se demostró que el uso de estas células madre autólogas era seguro para el tratamiento de fístulas de origen tanto criptoglandular como de Crohn. “Sin embargo, realizamos un estudio clínico de fase III para estudiar la fístula criptoglandular utilizando este tipo de células y no encontramos mejoría en el grupo de control, posiblemente debido al uso del producto celular y al diseño del ensayo”, indicó el especialista.

Por eso, el trabajo que ahora se publica buscaba corregir los errores de diseño del estudio anterior y así poder determinar la eficacia de las células madre derivadas del tejido adiposo autólogas para el tratamiento de la fístula perianal criptoglandular compleja.

“Los resultados finales indican que, en una evaluación a largo plazo, el doble de pacientes tratados con células madre derivadas del tejido adiposo autólogas y pegamento de fibrina se ha curado completamente de la fístula, en comparación con los que recibieron solo pegamento de fibrina”, aseveró el doctor García-Arranz.

Por su parte, el doctor García-Olmo, jefe del Departamento de Cirugía General y Digestiva de la Fundación Jiménez Díaz, advirtió de que “el tratamiento solo parece proporcionar una ventaja sobre un buen protocolo quirúrgico a los dos años del tratamiento. Entonces los resultados son similares a los que observamos en estudios clínicos anteriores usando células madre mesenquimales autólogas”.

“Estos resultados demuestran que el uso de células madre mesenquimales autólogas para el tratamiento de fístulas perianales complejas puede ser un complemento seguro a la cirugía, proporcionando información valiosa que merece un estudio posterior”, agregó también el doctor Anthony Atala, editor jefe de ‘STEM CELLS Translational Medicine’ y director de la Wake Forest Institute for Regenerative Medicine.

SERVIMEDIA