Quantcast

Casado alerta de que “las recetas económicas de la izquierda se pagan con más paro” tras el “aviso” del FMI

El presidente del PP, Pablo Casado, se refirió este lunes al “aviso” del Fondo Monetario Internacional (FMI) al Gobierno y denunció que en esta situación se proponga aumentar la deuda, el déficit y el gasto “de manera desbocada”, que es “lo contrario a lo que se debería hacer”. En base a ello, alertó de que “las recetas económicas de la izquierda se pagan con más paro”.

Así se pronunció el líder de los populares a través de un apunte en Twitter después de que el FMI rebajase al 1,6% su previsión de crecimiento para España tanto en 2020 como en 2021, lo que supone una rebaja de dos décimas para el presente ejercicio y de una décima en el próximo respecto a sus anteriores estimaciones.

“El FMI avisa y recorta su previsión de crecimiento para España y el Gobierno propone lo contrario a lo que se debería hacer: subir los impuestos, aumentar la deuda, el déficit y el gasto de manera desbocada”, se quejó Casado, antes de afirmar que “las recetas económicas de la izquierda se pagan con más paro”.

A este respecto, el portavoz adjunto del PP en el Congreso, Mario Garcés, señaló a Servimedia que “esto era la crónica de una realidad ya anunciada y sistemáticamente negada por el PSOE, que ha demostrado una vez más que niega la realidad y busca un responsable externo para intentar asignar parte de la culpa que le corresponde”.

En declaraciones a esta agencia, Garcés recordó que los socialistas “negaron el debilitamiento económico y ahora lo que hacen es decir que ese ajuste de dos décimas se debe a un cambio metodológico del Instituto Nacional de Estadística (INE)”. Se refirió así a que la vicepresidenta tercera del Gobierno, Nadia Calviño, quitase hierro a la rebaja de las previsiones del FMI.

Calviño justificó que haya rebajado su previsión para España por encima del ajuste aplicado a otros países a que su último cuadro macroeconómico no recogía la nueva metodología del INE, causante de gran parte de la revisión. En contraste puso de relieve que “todos los organismos coinciden” en considerar que España “crecerá durante 2020 por encima de la UE y que está en una senda de crecimiento que se mantendrá en los próximos años”.

Según Garcés, “la realidad es diferente” porque “España ha dejado de crecer por encima de economías importantes, como venía haciendo”. Atribuyó esta situación a los últimos 18 meses en los que el Ministerio de Economía “ha sido un mero relator de los hechos y no ha adoptado ni una sola medida de política económica” cuando “tenía capacidad para hacerlo”.

Garcés también cargó contra la “indisciplina fiscal constante” del gabinete de Sánchez y opinó que la conformación de su nuevo Gobierno ha enviado “mensajes disuasorios” a la economía privada, al anunciar medidas por un gasto público “inejecutable”. Además, enfatizó que Calviño “ha fallado sistemáticamente en todas sus predicciones económicas”.

El portavoz adjunto del Grupo Parlamentario Popular incidió en que “ninguna de las medidas anunciadas en materia de gasto público o en política tributaria favorecen el impulso de la actividad económica”, sino que “son desincentivos” para los inversores. Por ello, determinó que “o cambian la ruta de su política económica y fiscal o abocan a España a una pérdida de sostenibilidad de los indicadores de crecimiento económico”.

En este sentido, valoró que “gran parte de esta rebaja de dos décimas” del FMI “se debe a la contracción de la demanda interna”, algo que cuando ocurre es “síntoma inequívoco de la pérdida de confianza y de temor tanto de emprendedores y empresarios como de usuarios y consumidores”.

Por último, Garcés avisó de que sería “una desfachatez” ir a Bruselas a pedir una flexibilización del déficit tras configurar “el gobierno más caro de la democracia”. “Pedir una relajación del objetivo de la senda va a ser muy difícil que lo concedan”, reflexionó.

SERVIMEDIA