Quantcast

Calviño garantiza al Eurogrupo una reducción del déficit “lo más rápido posible” que sea compatible con crear empleo

La vicepresidenta y ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño, garantizó este lunes a la Comisión Europea y al Eurogrupo una estrategia continuista en la política del Gobierno que buscará reducir la deuda y el déficit “lo más rápidamente posible”, pero preservando al tiempo el crecimiento y la generación de empleo.

En su primer viaje a Bruselas tras la conformación del Ejecutivo de coalición, Calviño relató que en sus reuniones con comisarios y vicepresidentes le han trasladado “la enhorabuena y el aprecio” por España y han celebrado que ya “tenga un Gobierno”, que es “proeuropeo”, comparte “los valores de la UE” y “da una estabilidad reforzada a nuestro país y, por tanto, al conjunto de la Unión”.

“He podido transmitirles los principios de continuidad que regirán nuestra política centrados en los tres ejes que hemos venido siguiendo en los últimos 19-20 meses: responsabilidad fiscal, sostenibilidad social, sensibilidad social y reformas estructurales”, glosó Calviño.

Si bien se trata de un primer contacto que Calviño calificó de “cordial” y da el pistoletazo al diálogo “constante que se va a intensificar en las próximas semanas”, había expectativas sobre los primeros intercambios de pareceres sobre las cuentas de 2020, ya que España ha tenido que prorrogar dos ejercicios sucesivos los presupuestos de 2018.

El interés se ha elevado después de que el Gobierno haya expresado además su intención de buscar en Bruselas cierta indulgencia o flexibilización en la senda de déficit que exige reducirlo por valor de 0,65% del PIB.

Calviño negó que Bruselas haya urgido la presentación de las nuevas cuentas y aseguró que ha sido el Gobierno el que ha trasladado su intención de proceder “cuanto antes” a la preparación, “no sólo” de unos presupuestos para 2020, “sino toda la senda de disciplina fiscal para los próximos años con el objetivo de lograr el equilibrio presupuestario”.

La vicepresidenta aseguró que el Ejecutivo de Pedro Sánchez ha garantizado su “claro compromiso con el cumplimiento de las reglas comunitarias, con la reducción del déficit público y de la deuda público al ritmo lo más rápido posible, pero eso sí que sea compatible con el mantenimiento de la creación de empleo y de crecimiento económico”.

Según recordó, las propias reglas comunitarias contienen determinados elementos de flexibilidad dentro de los cuales habrá que “encontrar” ese “adecuado equilibrio entre la responsabilidad fiscal”, pero manteniendo el crecimiento económico y generación de empleo.

Calviño refirió que la elaboración de los presupuestos y la búsqueda de una flexibilización son, de hecho, procesos que “se dan en paralelo”, ya que hay “diálogo constante” entre los Estados miembros y la Unión Europea.

En este punto recordó que en la primera reunión que mantuvo en Bruselas tras asumir la cartera de Economía hace 19 meses fue “constatar” que la senda aprobada en España para reducción del déficit por el anterior Ejecutivo en los presupuestos de 2018 “no era realista” y ver cuál sería el marco para preparar unas cuentas de 2020, “que hubieran permitido reducir el déficit público más rápidamente” pero no salieron adelante.

“Ahora lo que haremos es preparar y trabajar en una senda que sea creíble y sea realista y que nos permita lograr ese equilibrio presupuestario en los próximos años”, concluyó.

Según Calviño, las autoridades comunitarias han expresado “una gran satisfacción” precisamente con el compromiso del Gobierno por las normas comunitarias y por la coincidencia con las prioridades de la Comisión en aspectos como la transformación digital, la lucha contra el cambio climático o “contener el incremento del gasto público”.

También comparte con la nueva Comisión prioridades, según dijo, como la importancia de “garantizar la sostenibilidad a largo plazo de las pensiones” o asegurar una “creación de empleo dinámica”.

SERVIMEDIA