Quantcast

Moncloa urge al PP a renovar el Poder Judicial “a la mayor brevedad”

El nuevo Gobierno de Pedro Sánchez urgió este viernes al Partido Popular de Pablo Casado a sentarse en las “mesas de diálogo” que se conformen en las próximas semanas para renovar instituciones pendientes de nombramientos desde hace meses y confió especialmente en que el Consejo General del Poder Judicial pueda cambiarse “a la mayor brevedad”.

Así lo aseguró la nueva portavoz del Ejecutivo y ministra de Hacienda, María Jesús Montero, en su primera rueda de prensa de Consejo de Ministros, en la que compareció acompañada por la ministra de Educación y Formación Profesional, Isabel Celaá, y la ministra de Igualdad, Irene Montero.

La portavoz gubernamental hizo hincapié en que la renovación del Poder Judicial “nos compete a todos” y también el “respeto” a instituciones como esta, lo que le llevó a criticar que el presidente del Partido Popular, Pablo Casado, ayer se permitiera “dictar” a los magistrados “lo que la sala debe firmar” y que incluso manifestara que “piensa bloquear los órganos” de gobierno de los jueces.

“Ojalá la actitud del PP sea abandonar el bloqueo en vez de decir que va a acudir a las reuniones pero no ve posible ningún tipo de acuerdo. Esperemos que acuda con actitud constructiva”, dijo. “Ninguna formación política tiene el derecho de veto”.

Montero hizo por ello un llamamiento “a la responsabilidad del PP” y recalcó que desde el Gobierno “seguimos tendiendo la mano” al principal partido de la oposición para buscar un acuerdo en la renovación del Poder Judicial, para lo que necesita el respaldo de dos tercios de las Cortes Generales que implica incluir al menos al PP o a Vox.

Por ello, exhortó al líder del principal partido de la oposición a dialogar para que “se produzca a la mayor brevedad la renovación de todos los órganos judiciales” y en esta ocasión evitó lanzar ataques duros contra Casado y el PP como los que en semanas anteriores solía protagonizar Celaá u otros miembros del Gobierno en los últimos días.

Montero declaró que ella no piensa “echar un mínimo de leña a los intentos” de otros partidos de generar confrontación y se mostró en contra de “embarrar la vida pública”. “Es nuestra obligación velar por la convivencia de todas las instituciones y que la política se pueda desarrollar en condiciones de normalidad”, dijo.

Simplemente reclamó a “aquellos instalados en la confrontación y el bloqueo que abandonen esa actitud” para renovar las instituciones del Estado pendientes de nombramientos con el propósito de evitar otro “bloqueo” como el que durante meses considera que impidió una investidura.

La portavoz insistió en que “ninguna fuerza política puede intentar el bloqueo primero de un Ejecutivo, situación que finalmente se ha resuelto, y después el bloqueo de otros poderes judiciales que son tan importantes para el funcionamiento de la democracia”.

SERVIMEDIA