Quantcast

Escrivá subraya el apoyo de la ciudadanía a las políticas de integración ante la OCDE

El ministro de Seguridad Social, Inclusión y Migraciones, José Luis Escrivá, subrayó este jueves el apoyo de la ciudadanía española a las políticas de integración y aseguró que ocho de cada diez españoles creen que el Gobierno debe desarrollar este tipo de programas.

Escrivá realizó estas declaraciones en el Foro de Alto Nivel de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) que arrancó hoy en París y que mañana viernes dará paso a la primera reunión ministerial sobre Migración e Integración.

El ministro aludió a un estudio de Sigma Dos elaborado en 2016 a partir de 1.200 entrevistas en todo el territorio nacional, que recoge la percepción positiva que los españoles tienen del fenómeno de las migraciones.

“Sin llegar a constituir una de las principales preocupaciones de los ciudadanos, la inmigración sí aparece entre los principales temas de interés público”, señaló.

Según los resultados del trabajo, el 69% de los españoles cree que debe aumentar la cooperación con los países de origen; el 90% opina que debe existir una política común en la Unión Europea; el 65% es partidario de que España se una al Pacto Global para la migración regular; el 72% cree que el Gobierno español debe aceptar la llegada de barcos con inmigrantes que hayan sido rechazados por otros países; el 89% apoya que los hijos de inmigrantes nacidos en España tengan los mismos derechos que los españoles, y el 65% defiende políticas que abran nuevas vías legales a la entrada de población inmigrante.

Además, Escribá afirmó que “los flujos migratorios son un asunto clave para nuestro futuro, teniendo en cuenta que se está reduciendo de manera relevante la población española en edad laboral”. “Debemos adelantarnos para lograr que los flujos migratorios que lleguen a España sean los que realmente necesitamos”, comentó. Algo que a su juicio “sería posible con una política migratoria que ponga el foco en el largo plazo y que esté menos guiada por el ciclo económico u otros aspectos coyunturales”.

“La inmigración legal y ordenada es una oportunidad de crecimiento y enriquecimiento para nuestra sociedad; una oportunidad para construir sociedades más prósperas, más diversas y más cohesionadas”, concluyó el ministro.

SERVIMEDIA