Quantcast

Podemos sigue pensando que con Sánchez continuaron las cloacas del Estado pero rehúye reproches

El portavoz de Unidas Podemos en el Congreso de los Diputados, Pablo Echenique, afirmó este miércoles que en su partido siguen “pensando lo mismo” acerca de que las cloacas del Estado continuaron operando en 2019 durante el Gobierno socialista , pero aseguró que “el tiempo de los reproches pasó”.

Lo hizo en su primera rueda de prensa tras la Junta de Portavoces, órgano en el que acaba de ingresar tras el nombramiento de su predecesora en el cargo, Irene Montero, como ministra de Igualdad.

A Echenique se le preguntó por las palabras del líder de Podemos y vicepresidente del Gobierno, Pablo Iglesias, que ayer, en una entrevista en Antena 3, no sólo hizo suya la decisión “colegiada” del Consejo de Ministros de nombrar a Delgado nueva fiscal general del Estado, sino que alabó además su “compromiso en la lucha contra las cloacas”.

“El tiempo de los reproches pasó. Hemos sido muy claros en cosas que se han hecho y seguimos pensando lo mismo, pero lo que espera la ciudadanía en esta nueva etapa no son más reproches”, contestó Echenique. “Es normal que haya voces, operadores políticos que intenten meter cizaña, porque piensan que pueden debilitar al Gobierno, pero, como persona que ha participado directamente en la negociación, esos intentos de meter cizaña no van a tener buen resultado”.

Como ayer Iglesias en la entrevista, Echenique reafirmó que Delgado “tiene la formación que se requiere de la Fiscalía” y “a partir de ahí hay que darle una oportunidad”. Por eso, entiende las críticas de la derecha “un poco precipitadas” y que “hay que ver su desempeño”.

Preguntado también por la designación “a dedo” del fiscal general, que ha criticado siempre Podemos, el portavoz reconoció que “hay mejores métodos para elegir al fiscal general, pero es el que hay vigente”.

Y lo mismo con el resto de órganos judiciales. “Nuestra posición no ha variado, somos gente de principios”, se reafirmó, para excusarse seguidamente con que “no hay mayorías absolutas” y por tanto “es materialmente imposible que se lleve a cabo el programa de un único partido político” y “hay que llegar a acuerdos”.

“Uno puede mantener sus principios, que habría que modificar los métodos de elección de los órganos judiciales, y a la vez ir con esa posición a los espacios comunes y ceder todas las partes”, aseguró, sin dar detalles de cómo ejecutará su disposición a “llevar nuestra posición a los espacios que sea pertinente y negociar hasta llegar a un acuerdo” con el PSOE y reconociendo que, como “fuerza mayoritaria de la coalición” de gobierno, “si el PP se aviniese a renovar los órganos judiciales, llevaría las negociaciones el PSOE; no queda otra”.

SERVIMEDIA