Quantcast

El Gobierno negociará “cuanto antes” con Bruselas la senda de déficit porque “la coyuntura económica ha cambiado”

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, afirmó este martes que su Ejecutivo negociará “cuanto antes” con la Comisión Europea una senda de déficit más flexible a la existente actualmente, ya que “la coyuntura económica ha cambiado”.

Así lo señaló durante la rueda de prensa posterior a la primera reunión del Consejo de Ministros mantenida por el Gobierno de coalición de PSOE y Unidas Podemos, en la que Sánchez indicó que “las circunstancias económicas han cambiado de unos meses a esta parte” y que por ello es necesario abrir un proceso de negociación con la Comisión Europea, sobre la que recordó “que también ha cambiado y tiene una perspectiva diferente” a la anterior.

“La coyuntura económica ha cambiado y por tanto también la estabilidad presupuestaria”, declaró Sánchez, para a continuación añadir que “hay una realidad no sólo económica, sino política, distinta”, ya que “ha cambiado la administración en España y en Europa y también el comisario económico en Europa, y la presidenta” y que, por ello, “tenemos que negociar esa nueva senda de estabilidad”.

En este sentido, preguntado por qué pasaría con las medidas acordadas por PSOE y Unidas Podemos en caso de no flexibilizar la senda de déficit, el presidente respondió que “incluso con los Presupuestos de Rajoy hemos demostrado que se pueden hacer muchas cosas en beneficio de la ciudadanía”, poniendo como ejemplo que, a pesar de haber tenido unos Presupuestos prorrogados, su Ejecutivo ha reenfocado políticas como las de becas.

Por otro lado, interpelado por las negociaciones sobre los Presupuestos de 2020, Sánchez pidió ir “paso a paso”, reivindicando la intención de aprobar unas cuentas públicas “de recuperación de derechos sociales” y de mayor calidad de vida para los ciudadanos, pero que para informar sobre esta cuestión habrá que esperar a “las próximas semanas”.

El objetivo del Ejecutivo es que Bruselas le conceda un mayor margen en lo relativo a la senda de déficit, teniendo en cuenta que el objetivo actual del 0,5% para 2020 es inalcanzable, ya que el cierre de 2019, todavía por conocerse, se situará en el entorno del 2% y el Plan Presupuestario de 2020 remitido a la Comisión Europea prevé que, a políticas constantes, el déficit sea del 1,7%.

Ese objetivo del 0,5% para 2020 es el que dejó fijado el Gobierno de Mariano Rajoy, que también estableció un 1,1% para 2019. Sin embargo, varios organismos nacionales e internacionales, como la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (Airef), el Banco de España, o la propia Comisión Europea, ya señalaron en 2018 que era una senda poco realista, por lo que el Gobierno de Pedro Sánchez propuso una flexibilización de la misma, ampliando los objetivos al 1,8% en 2019 y 1,1% en 2020, aunque finalmente no contó con los votos suficientes en el Congreso para ser aprobada.

Además, la prórroga de las cuentas de 2018 en 2019 y el estado interino del Gobierno en funciones han impedido al Ejecutivo acometer medidas para aumentar los ingresos, con lo que sus objetivos iniciales ahora también serán difíciles de alcanzar y es necesario volver a negociarlos con Bruselas.

SERVIMEDIA