Quantcast

Arcópoli denuncia una agresión homófoba en Vallecas, la séptima en lo que va de año en Madrid

Arcópoli denunció este lunes la agresión homófoba que sufrieron dos hombres en Vallecas, uno de los cuales tendrá que ser intervenido por una fractura en el cúbito.

Se trata de la séptima agresión por motivaciones homófobas que se denuncia en la Comunidad de Madrid este año. Según explica Arcópoli, dos hombres fueron insultados y agredidos físicamente con puñetazos y patadas por un grupo de chicos al grito de “maricones” mientras se dirigían a su casa el 9 de enero por la noche.

F. P., de 44 años, había ya fue increpado al grito de “maricona”, “julandrona” e insultos del mismo tipo el 14 de julio pasado, tras aparcar y dirigirse a su casa sobre las 23 horas por un grupo de hasta 8 chicos que se encontraban en las inmediaciones y que se rieron de él por su forma de saltar para poder esquivar su perro.

Al insistir en que sujetaran al perro, estos le dijeron que le iban a “meter un palo por el culo” y, al ir a sacar el móvil para llamar a la policía, le volvieron a amenazar con “partirle la cara”. Se siguieron burlando de forma homófoba de él y le lanzaron botes y botellas de cerveza. Finalmente acudieron vecinos y consiguieron que los agresores se fueran; la víctima acudió a denunciar y no volvió a verlos en las semanas posteriores.

Sin embargo, el pasado 9 de enero, al regresar con su pareja a su casa sobre las 23 horas, volvió a encontrarse con algunos de los agresores de julio que al reconocerle le espetaron “ ¡mira, el maricón alérgico a los perros!”. Ellos trataron de ignorarles y el grupo siguió intentando increparles y reírse de ellos.

En un momento dado, según la denuncia, uno de los agresores se acercó y le dio un puñetazo. Los demás se sumaron con más puñetazos y patadas, y al ver que el novio de la víctima llamaba a la policía, los agresores huyeron del lugar. Rápidamente acudió la policía que llamó a la ambulancia y le trasladaron al Hospital Nuestra Señora de América. El resultado fue una fractura del olecranon y en los próximos días deberá ser intervenido quirúrgicamente.

La víctima interpuso una denuncia, que el observatorio contra la LGTBFobia ha presentado también a Fiscalía de delitos de Odio. En 2019, se registraron 291 incidentes de odio en el recuento provisional que Arcópoli realiza al acabar el año. En 2020 se ha atendido ya 7 incidentes de odio en la Comunidad de Madrid, y uno grave en Castilla-La Mancha.

Según Rubén López, director del Observatorio Madrileño contra la LGTBfobia, “los agresores siguen creyendo que hay impunidad contra los ataques LGTBfobos. Hemos de redoblar los esfuerzos en las aulas para eliminar estos prejuicios que siguen sirviendo como legitimación a los más jóvenes para ejercer la violencia contra el colectivo LGTB”.

SERVIMEDIA