Quantcast

José Luis Escrivá considera que no es “asumible” elevar las cotizaciones sociales en España

El nuevo ministro de Seguridad Social, Inclusión y Migraciones, José Luis Escrivá, defendió en octubre que “probablemente no es asumible” elevar las cotizaciones sociales en España por considerar que se encuentran en un “nivel muy elevado” y la dificultad de incrementar los ingresos con las fuentes actuales de financiación.

Así lo manifestó entonces en un acto organizado por Servimedia sobre la sostenibilidad del sistema de pensiones en el que intervino como presidente de la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (Airef).

Entonces, Escrivá defendió la hoja de ruta de dicho organismo consistente en que el Estado asuma determinadas partidas de ingresos y gastos, se aumente la edad efectiva de jubilación hasta los 67 legales y el periodo de cómputo para la pensión se extienda a toda la vida laboral.

Incidió en que el Ministerio de Trabajo que en aquel momento dirigía Magdalena Valerio por sí solo no tiene palancas para incrementar los ingresos, aunque el reto de reducir el déficit de la Seguridad Social y hacer sostenible el Sistema es “asumible” si se afronta con prontitud.

También afirmó que el déficit de la Seguridad Social debe abordarse junto al “problema del déficit público” que acusa España, de “alrededor del 2%”, “para tener unas finanzas públicas sostenidas”. Además, señaló que si se toman decisiones con tiempo como se hizo en 2011 se podría “mantener” una tasa de cobertura “que puede estar por encima del 50%” y mantener así “un poder adquisitivo suficiente”.

A su juicio, el déficit de la Seguridad Social es más bien un problema “contable” que se podría resolver si las políticas que no tienen que ver con lo contributivo se financian con Presupuestos Generales del Estado, en lugar de con cotizaciones sociales como se hace en la actualidad.

Según los cálculos de la Airef, el gasto en pensiones puede alcanzar el 3% del PIB entre los años 2048 y 2050 contemplando un escenario central, coste que podría alcanzar el 7% del PIB en el caso de no adoptar medidas y en un escenario de empobrecimiento máximo de la economía.

En cuanto a la reforma de pensiones de 2013, Escrivá afirmó en dicho acto que el Índice de Revalorización “cuenta con unas deficiencias muy grandes” que llegan a provocar en algunos casos una desvalorización en las pensiones del 30%.

Se refirió a la reforma de pensiones de 2011 para decir que “corrige gran parte del problema” pero que hay que aplicarla. En particular, si la edad efectiva de jubilación se eleva a los 67 años establecidos “corregimos más de la mitad del problema que hemos identificado de gasto” y “si seguimos avanzando en la cotización de 25 años a toda la vida laboral corregimos una parte significativa”.

Escrivá, economista nombrado en 2014 por el PP para presidir la Airef, ha sido designado para ocuparse de estos asuntos desde el Gobierno de coalición relevando a Magdalena Valerio. Se trata de un perfil técnico que va a dirigir el ministerio que más dinero mueve, en torno a los 140.000 millones de euros.

SERVIMEDIA