Quantcast

Aldeas Infantiles alerta de que continúa la desprotección de los niños en Haití

Diez años después del terremoto que arrasó Haití y que afectó a más de un millón de niños, Aldeas Infantiles SOS aseguró este viernes que la infancia haitiana vuelve a encontrarse “bajo amenaza”, en esta ocasión por “una crisis política que ha llevado al país al borde de la emergencia humanitaria”.

El 12 de enero de 2010, un terremoto de magnitud 7.0 en la escala de Richter redujo Haití a escombros. Más de 220.000 personas perdieron la vida, 300.000 resultaron heridas y 1,3 millones quedaron sin hogar.

En un país donde ya antes del seísmo el 80% de la población vivía por debajo del umbral de la pobreza, el desastre obligó a 2,3 millones de haitianos a abandonar sus lugares de origen. Entre los desplazados, al menos 307.000 eran niños, según la ONG. “Hoy, de nuevo, los niños no pueden ir a la escuela y la vida se ha vuelto extremadamente difícil”, alertó.

Alrededor del 90% de las escuelas fueron dañadas o destruidas por el terremoto. Durante estos diez años, la organización ha reconstruido siete escuelas y ha construido dos nuevas con capacidad para 3.200 estudiantes, así como una decena de centros comunitarios que se sumaron a los 16 ya existentes.

SERVIMEDIA