Quantcast

Sánchez apuntala la investidura con Teruel Existe y Nueva Canarias pese a la deserción del partido de Revilla

El presidente del Gobierno en funciones y candidato a la investidura, Pedro Sánchez, allanó este jueves el camino para ser de nuevo proclamado, por mayoría simple el martes 7, al sumar los apoyos de Teruel Existe y Nueva Canarias, a pesar de que el Partido Regionalista de Cantabria haya pasado de aportar el único sí no socialista de julio al no ahora, por el acuerdo del PSOE con ERC.

La vicesecretaria general del PSOE, Adriana Lastra, firmará mañana en el Congreso los dos acuerdos de investidura. A las 12.00 horas con Nueva Canarias, cuya Ejecutiva aprobó esta noche por unanimidad dar el sí a Pedro Sánchez, y con Teruel Existe a las 14.00 horas. Entre medias, a las 13.00 horas lo rubricará con Compromís, que anunció su sí esta mañana.

Mañana viernes decidirá su voto Coalición Canaria, que, aunque se presentó a las elecciones en coalición con Nueva Canarias, no tendría por qué votar lo mismo. Sin embargo, Sánchez ya tiene amarrados, si todos los implicados cumplen su palabra, los 120 votos del PSOE, los 35 de Unidas Podemos, los 6 del PNV, los 2 de Más País-Equo, el de Compromís, el de Nueva Canarias y el de Teruel Existe. En total son 166 apoyos a su investidura.

También está confirmado que voten en contra los 88 del PP, el de Foro Asturias, los 52 de Vox, los 10 de Ciudadanos, los 8 de Junts, los 2 de Navarra Suma, los 2 de la CUP y el del PRC. Así, suman 164, a expensas de si la diputada Ana Oramas, de Coalición Canaria, se coloca o no en este bloque.

No obstante, aunque Oramas votara que no, tendría que hacerlo también el del BNG, Néstor Rego, actualmente en abstención por la “falta de concreciones” del PSOE con la agenda gallega, para neutralizar los votos a favor. Siempre, claro está, que las bases de EH Bildu secunden en la consulta de mañana la abstención que les ha propuesto la Mesa Política o dirección del partido.

LA ABSTENCIÓN DE ERC

También el Consell Nacional de ERC, máximo órgano del partido entre congresos, convalidó este jueves por la tarde, con más de un 96% de votos a favor, la abstención de sus 13 diputados, a cambio de que, 15 días después de la formación del Gobierno español, se ponga en marcha una mesa bilateral entre él y el Ejecutivo catalán.

Por el tamaño del grupo parlamentario y su unidad de acción con los 5 diputados de EH Bildu, ésta ha sido la toma de posición decisiva para que la investidura de Sánchez salga adelante. No el domingo 5 por mayoría absoluta, para la que la abstención juega en contra, pero sí el martes 7 por mayoría simple, para la cual no penaliza.

La Ejecutiva del PSOE estudiará mañana, un día antes del comienzo del debate de investidura el sábado 4, el contenido del acuerdo crucial con la formación republicana. Este jueves, la inmensa mayoría de los presidentes y secretarios autonómicos el PSOE mostraron implícitamente su apoyo al rechazar la iniciativa de la presidenta del grupo parlamentario de Ciudadanos, Inés Arrimadas, de instarles a disuadir a Sánchez de sus pactos con ERC y PNV y sugerirle que, en lugar de eso, los 10 diputados de Cs votaran sí a la investidura.

(SERVIMEDIA)