Quantcast

Los coches de autoescuela con etiqueta B no podrán acceder a Madrid Central a partir de enero

Los vehículos de autoescuelas ubicadas en el interior de Madrid Central que tengan distintivo medioambiental B de la Dirección General de Tráfico (DGT) no podrán acceder a su perímetro a partir del 1 de enero de 2020.

Se trata de una de las prohibiciones que se contemplan dentro de la nueva Ordenanza de Movilidad Sostenible del Ayuntamiento de Madrid que entra en vigor a partir del 1 de enero de 2020. Las nuevas limitaciones contempladas en la normativa que se aprobó el 5 de octubre de 2018 tienen que ver con los accesos a Madrid Central.

Además, desde dicha fecha, no se permitirá a las personas empadronadas en Madrid Central gestionar invitaciones de acceso a la Zona de Bajas Emisiones para vehículos sin distintivo ambiental. Los vehículos sin distintivo de la Dirección General de Tráfico (DGT) no podrán entrar en el perímetro.

El texto de la ordenanza prohíbe la entrada a la Zona de Bajas Emisiones (ZBE) a aquellos vehículos diésel matriculados antes de 2006 y gasolina matriculados previamente al año 2000 que quieran aparcar en las plazas de garajes particulares o de residentes (PAR). Sólo se les permite el acceso si disponen de alguna condición autorizante como puede ser la de que el vehículo pertenezca a una persona empadronada en el distrito de Centro o traslade a personas de movilidad reducida.

Esta misma limitación y excepcionalidad afecta a los vehículos A con MMA igual o inferior a 3.500 kilos, empleados para realizar urgencias de suministros de agua, electricidad, gas y telecomunicaciones en la vía pública dentro del perímetro. De igual modo, se restringe la entrada a vehículos de empresas de estas características que se dediquen a la entrega de medicamentos a centros sanitarios y oficinas de farmacia del área y de recogida de residuos de productos farmacéuticos.

También se extiende la regulación a los vehículos que utilicen los profesionales del Servicio Madrileño de Salud de asistencia sanitaria domiciliaria y a aquellos empleados que realizan actos en la vía pública y ocupaciones cuyo acceso autorice el órgano competente.

El Ayuntamiento de Madrid ha distribuido 42.000 cartas personalizadas a propietarios de vehículos A para que sepan que, a partir del 1 de enero, tal y como establece la Organización Mundial de la Salud, tienen prohibido el estacionamiento en la zona de Servicio de Estacionamiento Regulado (SER), salvo en aquellas plazas que estén ubicadas en el barrio donde estén empadronados.

Esta comunicación se ha extendido a marquesinas, mupis digitales, medios de comunicación, aplicaciones del SER y más de 50.000 folletos informativos. Asimismo, este mensaje ya se difunde en los paneles de información variable de la M-30.

(SERVIMEDIA)