Quantcast

Detectan que una bacteria que arrasa cultivos en Europa proviene de California

Buena parte de las poblaciones de la bacteria ‘Xylella fastidiosa’ que devastan grandes extensiones de cultivos, como el olivo, la vid y el almendro, y de flora natural en España, Italia y Francia, provienen de California (Estados Unidos).

Así lo asegura un equipo internacional coordinado por investigadores del Instituto de Agricultura Sostenible (IAS), centro del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) en Córdoba, en un estudio publicado en la revista ‘Applied and Environmental Microbiology’ y reseñado por ‘Nature’.

“‘Xylella fastidiosa’ constituye, sin duda, la mayor amenaza emergente para la agricultura en los países de la Unión Europea y de la cuenca del Mediterráneo. Es una bacteria con un enorme potencial patogénico, ya que infecta y causa enfermedad severa en diferentes cultivos agrícolas de gran importancia económica como el olivo, la vid y el almendro, además de afectar a diferentes especies silvestres y forestales típicas del bosque mediterráneo”, puntualizó Blanca Landa, investigadora del IAS y autora principal del estudio.

El equipo de investigación, en el que también participaron científicos de Estados Unidos, Italia y Brasil, secuenció el genoma completo de más de una docena de aislados europeos de ‘Xylella fastidiosa’, pertenecientes a la subespecie multiplex. Con el resultado de estos análisis se llevó a cabo un estudio comparativo con todos los genomas disponibles en el mundo de esta subespecie de la bacteria.

Los investigadores comprobaron que todas las introducciones de la ‘Xylella fastidiosa’ de la subespecie multiplex en España, Italia y Francia tienen un origen común en Estados Unidos, concretamente en California.

Landa apunta que el estudio es de “gran relevancia para un patógeno de cuarentena como es el caso de ‘Xylella fastidiosa’, ya que en base a la caracterización se aplican medidas de erradicación y contención”. “Esta investigación pone, además, de manifiesto los riesgos asociados con el comercio de material vegetal a escala mundial y la necesidad de desarrollar políticas eficaces para limitar la probabilidad de introducción de estos patógenos tan peligrosos para la agricultura y masas forestales en regiones libres de ellos”, añade.

RECORRIDO

Las autoridades fitosanitarias de la UE comunicaron a finales de 2013 la aparición de una epidemia devastadora asociada con esta bacteria en los olivares de la región de Apulia (Italia). El foco se ha ido expandiendo con rapidez y en la actualidad afecta a más de 200.000 hectáreas. Posteriormente, se han ido detectando nuevos focos en la isla de Córcega y la Costa Azul francesa asociados a otras cepas diferentes a la italiana.

En España, específicamente en Baleares, se detectaron hace tres años tres subespecies de la bacteria (fastidiosa, multiplex y pauca) y se encuentra extendida por toda la superficie de las islas de Mallorca, Menorca e Ibiza, hasta afectar a más de 21 especies vegetales. En Alicante se detectó hace más de dos años la subespecie multiplex en una gran extensión de almendro y otras 10 especies silvestres y ornamentales. En enero de este año, la misma subespecie se ha localizado en Portugal, con efectos también en varias especies de plantas ornamentales y silvestres.

El estudio concluye que la diversidad genética de las diferentes detecciones de la bacteria en el territorio de la UE, con subespecies y estirpes pertenecientes a varios grupos genéticos, es un indicio de que han tenido lugar diferentes introducciones que han ocurrido de forma independiente. Sin embargo, esta teoría no había sido demostrada hasta ahora.

(SERVIMEDIA)