Quantcast

Junqueras pide desde la cárcel que las negociaciones de ERC con el PSOE continúen

Las negociaciones entre PSOE y ERC para la investidura de Pedro Sánchez como presidente del Gobierno están en un momento de ‘impasse’ tras la decisión del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) sobre la inmunidad del presidente de ERC, Oriol Junqueras.

Si bien este jueves ERC aseguraba que no volverá a sentarse a negociar la investidura de Pedro Sánchez con el PSOE hasta que no hubiera un pronunciamiento “político” por parte del Gobierno sobre este fallo judicial, hoy el líder independentista ha pedido continuar con el diálogo.

Oriol Junqueras, ha asegurado desde la cárcel, en declaraciones a ‘Catalunya Radio’, que no se ha de detener la negociación que mantiene su formación con el PSOE para la investidura de Pedro Sánchez.

Además defiende que “nada de lo que hicimos era delito, no sólo era legítimo, sino que era legal, y nos hemos ganado el derecho a volver a intentarlo. Y asumimos los riesgos que implicaba intentarlo, y uno de estos riesgos era en prisión, y aquí estamos”.

Las negociaciones entre PSOE y ERC, congeladas pero no rotas

Desde la formación independentista no se ha comunicado a los socialistas que hayan roto los contactos, aseguran a Servimedia fuentes de la negociación. Esta situación entraba en los planes de ambos partidos y en el PSOE ya contaban con que la decisión del TJUE sería un obstáculo más a superar en la “difícil” semana que tenían por delante y que concluye con el congreso de ERC que se celebrará este fin de semana.

El cónclave de los republicanos es el principal escollo, apuntan las fuentes consultadas, que deben superar antes de que se recupere la negociación y se trabaje en el “difícil” cierre del acuerdo.

Tras la decisión judicial, el PSOE caminó con cautela para dejar que ERC marcase el paso y mantenerse en la posición de desvincular el fallo judicial sobre Junqueras de la negociación para la investidura. “No hay vinculación de una cosa con la otra”, aseguran fuentes socialistas que insisten a su vez en que la investidura debe producirse “cuanto antes” y que no cabe retrasarla por esta cuestión.

Si bien la “estética” es un aspecto que cuidan los republicanos y pidieron gestos a los socialistas que se materializó con el comunicado del Ejecutivo -primera vez que emite uno ante una decisión judicial, lejos de la comparecencia del presidente tras sentencia del ‘procès’-.

Ese gesto será el que adopte la Abogacía del Estado en la toma de posiciones que el Tribunal Supremo ha pedido a las partes para acatar la decisión del TJUE. Este órgano, dependiente del Ministerio de Justicia, ya apoyó en junio que Junqueras fuera excarcelado para tramitar el acta de eurodiputado y poder trasladarse a Bruselas.

En cualquier caso, el PSOE y ERC ya sabían que ésta era una “semana complicada” para los republicanos que se suma a la “dificultad” que supone, en toda negociación entre partidos políticos cerrar un acuerdo.

Las mismas fuentes indicaron a Servimedia que ésta es la situación actual, en un momento en el que “no está cerrado” el acuerdo y ERC debe afrontar momentos importantes, por lo que en ambas partes se trabaja para “rebajar la tensión” y permitir que se pueda alcanzar un acuerdo que facilite la investidura de Pedro Sánchez.

Con este escenario, fuentes socialistas sostienen que ERC tiene que lanzar “mensajes a los suyos” y ahí enmarcan algunas de las declaraciones de las últimas horas, pero esperan que no se produzca una escalada de tensión.

Así las cosas, fuentes de la Presidencia del Congresos sostienen que la Cámara Baja está “preparada” para celebrar un Pleno de Investidura en cuanto lo decida la Presidencia, que es la que tiene la potestad.

Consideran que la investidura es la “prioridad” y eso no depende del sábado y el domingo, días en los que ERC celebra su congreso, porque entienden que todo está encarrilado para que pueda producirse una vez acabe este cónclave del partido republicano y se despeje el horizonte político.

Para que la investidura comenzase el día 27, con el discurso del candidato, habría que convocar a los diputados como tarde el día 24 de diciembre, dando así margen de movimiento a los 350 diputados y al personal del Cámara requerido en medio de este periodo navideño.

Esa fecha no la descartan en el entorno del candidato a la investidura, pero no se atreven a dar nada por cerrado para no levantar suspicacias en ERC que impidan que se ponga el lazo al acuerdo.

(SERVIMEDIA)