Quantcast

Celaá pide que la sentencia sobre Junqueras no sea un “obstáculo” para una investidura antes de final de año

La portavoz del Gobierno en funciones, Isabel Celaá, aseguró este viernes que Pedro Sánchez “no ha renunciado” a una investidura antes de final de año y trabaja “para ello”, al tiempo que pidió a ERC que la sentencia europea sobre su líder, Oriol Junqueras, no sea un “obstáculo” para seguir con las negociaciones que mantiene esta fuerza política como el PSOE.

En la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, Celaá pidió que “lo que es jurídico no se plantee como obstáculo político”, en referencia a que no impida las conversaciones con ERC la sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) que establece que Junqueras debería haber podido tomar posesión en junio pasado de su escaño como eurodiputado, aunque estuviera en prisión provisional.

“Dejemos lo judicial en vía de los tribunales y sigamos por la vía política”, dijo la portavoz respecto a la sentencia del TJUE, al tiempo que se refirió a que ha leído que el propio Junqueras se ha mostrado favorable públicamente a mantener el diálogo con el PSOE para la investidura.

Al mismo tiempo, sobre el hecho de que ERC haya pedido al Gobierno que dé instrucciones a la Abogacía del Estado para excarcelar a Junqueras, Celaá dijo que el Ejecutivo no dará “instrucciones ‘ad hoc’ a este órgano dependiente del Ministerio Justicia, puesto que “se rige por los principios de legalidad y buscando el bien general”. A este respecto, señaló que el Gabinete de Sánchez no dará “ninguna instrucción” a la Abogacía que se aparte de su función legal.

Por este motivo, Celaá pidió a ERC seguir abordando la vía política, aunque reconoció que la sentencia europea sobre Junqueras ha sido vista por “determinadas fuerzas independentistas” como una “victoria personal”, lo que supone algún “obstáculo” o “pormenor” en “el camino que veníamos construyendo”.

“NO HAY PLAN B”

Sin embargo, pidió al partido de Junqueras “seguir tratando políticamente los temas que afectan a la cuestión catalana” y “hacer un diálogo territorial” sin llevar esta negociación al plano judicial. A este respecto, se lamentó de la “herencia” de la sentencia del ‘procés’’, que atribuyó a en el pasado se trató “lo que era político por el ámbito judicial” en referencia a la actuación en este terreno del Gobierno de Mariano Rajoy.

La portavoz añadió que la Abogacía tiene cinco días para presentar sus alegaciones en el Tribunal Supremo sobre la sentencia del TJUE, al tiempo que indicó que este órgano estudiará “detenidamente” su posición. Añadió que la Abogacía “no es Poder Judicial” y que hará alegaciones que “aporten” dentro del debate sobre si Junqueras debía haber tomado posesión del acta de eurodiputado.

Asimismo, preguntada sobre si favorecería las negociaciones del PSOE con ERC una excarcelación de Junqueras, Celaá indicó que el Gobierno trabaja en el “ámbito político” y que “de ninguna de las maneras va aceptar ninguna conexión, ninguna interferencia y ningún condicionamiento ni de la política a la Justicia, ni de la Justicia a la política”.

Además, la portavoz sostuvo que “no hay plan B” a las negociaciones con ERC para conseguir la investidura de Sánchez, en referencia a si el PSOE se plantea intentar la elección del presidente en el Congreso con ayuda de PP y Ciudadanos. A este respecto señaló que vienen pidiendo a estas dos fuerzas políticas que pongan fin al bloqueo, en referencia a que permitan la investidura sin ninguna negociación.

(SERVIMEDIA)