Quantcast

Ataca con gas pimienta a los vigilantes de un centro comercial de Barcelona en presencia de su mujer y su hija

Un hombre roció un bote de gas pimienta en la cara de dos vigilantes de seguridad durante un discusión en el Centro Comercial Finistrelles de Esplugues de Llobregat, en Barcelona.

Al parecer el agresor, en compañía de su mujer y su hija menor de edad, fueron invitados a abandonar la tienda de juguetes Drim donde se encontraban. En la salida de la juguetería, el hombre se puso a discutir con los trabajadores y les recriminó que no deberían haberle obligado a abandonar la tienda, informa ‘metropoliabierta‘.

El matrimonio insultó a los trabajadores tildándolos de “chipi de mierda” o “sudaca”, y les mandaron “a tomar por culo”, mientras la pequeña contemplaba lo ocurrido con lágrimas en los ojos.

Cuando la discusión subió de tono, el hombre sacó un spray de pimienta y lo empleó sobre uno de los guardas. Cuando otros dos compañeros intentaron reducirle, el agresor también usó el arma contra ellos. Finalmente lograron reducible.

Las imágenes fueron compartidas originalmente en el grupo de Facebook ‘ Vigilantes protestones sin pelos en la lengua‘ para ser ampliamente compartidas en las redes sociales.