Quantcast

El Parlamento irlandés se gasta un millón de euros en una impresora que no cabe por la puerta del edificio

El Parlamento irlandés ha abierto una surrealista investigación después de descubrir que los funcionarios gastaron casi un millón de euros en una impresora. El aparato, de considerables dimensiones, no cabía por la puerta del edificio con sede en Dublín.

Según informó la ‘RTE‘, los hechos se remontan a 2018, cuando se emplearon 808.000 euros en comprar el dispositivo de la marca Komori, de 2,1 metros de alto por 1,9 de ancho.

Cuando el pedido fue entregado, los responsables se percataron de que no cabía por la puerta del Leinster House. Para poder introducir el paquete en el edificio, se necesitó hacer una reforma arquitectónica, cuyo coste ascendió a 230.000 euros.

La impresora comenzó a usarse el pasado mes de septiembre, pero hasta entonces tuvo que guardarse en un nave por la que se pagaba un alquiler mensual de 2.000 euros, informó en primicia ‘The Irish Times‘.

El mismo medio asegura que el aparato apenas se usa, ya que el personal del Parlamento no sabe cómo hacerlo, y se niegan a aprender hasta que no les suban el sueldo.