Quantcast

El 27,6% de quienes cambiaron su voto por Cataluña se fueron a Vox, según el CIS

El 27,6% de quienes cambiaron el sentido de su voto justo antes de las elecciones del pasado 10 de noviembre influenciados por la situación en Cataluña acabaron votando a Vox y no a quienes pensaban hacerlo, que eran el PP, el PSOE, Ciudadanos o incluso Izquierda Unida y ERC, según se desprende del sondeo del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS).

El CIS publica su sondeo a partir de 4.805 entrevistas personales en domicilios a ciudadanos de 402 municipios y 51 provincias, con un margen de error del 1,4% y con el trabajo de campo hecho entre el 28 de octubre al 9 de noviembre, es decir, hasta justo antes de las elecciones y después de conocerse la sentencia del Tribunal Supremo sobre el proceso independentista, en plenas protestas posteriores en Cataluña.

Cuando se pregunta a los encuestados si la situación en Cataluña les influye en la decisión de votar o no votar, o por quién hacerlo, el 43,9% dice que sí le influye, y el 54,6% dice que no. De ese 43,9% al que que sí le influye, el 60,1% precisa que es para reforzar su intención de votar a quien pensaba hacerlo, el 17% para votar aunque tenía dudas o no pensaba hacerlo, el 5,7% dice que le incentiva a abstenerse, y el 7,4% a votar distinto de lo que pensaba.

A su vez, de ese 7,4% que se vio influenciado para cambiar el sentido de su voto, el 11,2% pasó del PP a Vox, el 10,4% del PSOE a Vox, el 4,3% de Ciudadanos a Vox, el 0,9% de IU a Vox, y el 0,8% de ERC a Vox. Cuando esos porcentajes se ponen en relación al conjunto de encuestados apenas suman el 0,8% del total.

Ese trasvase también se dio en sentido inverso aunque en mucha menor medida, ya que de esos ciudadanos que se vieron influenciados por la situación en Cataluña para cambiar el sentido de su voto, el 0,9% pasó de Vox a Unidas Podemos y el 0,8% de Vox a Más País, mientras que otro 0,8% se fue de Vox a la abstención.

A esas alturas, el 22,9% de los encuestados dispuestos a votar decían que lo harían al PSOE, el 11,6% al PP, el 7,3% a Vox, el 7% a Unidas Podemos, y el 5% a Ciudadanos, reflejando, aunque con porcetajes dispares, la correlación de fuerzas que reflejaron después las elecciones.

(SERVIMEDIA)