Quantcast

La borrasca ‘Cecilia’ trae lluvia, viento y mala mar a casi toda España

La profunda borrasca atlántica denominada ‘Cecilia’ marcará el tiempo en buena parte de España durante 48 horas con un temporal de lluvia, viento y mala mar que se notará este viernes y este sábado en amplias zonas de la península y Baleares, aunque el paraguas no será tan necesario mañana porque las precipitaciones se acotarán al norte y Baleares.

Uno de los portavoces de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), Rubén del Campo, señaló a Servimedia que este viernes será “probablemente el día más lluvioso del otoño en cuanto a extensión”, puesto que las lluvias se extenderán por toda la península y Baleares.

“El centro de la borrasca ‘Cecilia’, nombrada en la noche de este jueves, se va a ir desplazando de oeste a este por el Cantábrico. Mañana al mediodía estará sobre la Bretaña francesa y se irá alejando. Sus efectos hoy y buena parte de mañana serán en forma de vientos fuertes y lluvias. El viernes será una jornada lluviosa y con viento, y el sábado, bastante ventosa”, explicó.

Un total de 39 provincias y Ceuta tienen este viernes avisos por lluvia, viento, mala mar, deshielo o nieve. Las precipitaciones serán más copiosas en Galicia, el sur de Andalucía y la cara sur de los principales sistemas montañosos, y más débiles en el Cantábrico oriental y el área levantina, así como en Canarias.

Otro fenómeno adverso y extendido de este viernes será el viento, con rachas fuertes o muy fuertes de 70 a 110 km/h que girarán a componente oeste en prácticamente toda la península y Baleares. Por ello, la mayor parte de las zonas costeras tendrán mala mar, con olas que pueden llegar a los seis metros en la costa cantábrica y a cuatro en la del Mediterráneo andaluz.

El día estará mayormente nublado y, además, nevará en zonas montañosas, con la cota bajando a entre 1.100 y 1.300 metros en el norte, y situada entre 1.400 y 1.800 metros en el centro, Pirineos y, al final del día, las cordilleras del sur.

SÁBADO VENTOSO

Por otro lado, Del Campo indicó que la influencia de ‘Cecilia’ continuará este sábado, sobre todo por el viento, que soplará del noroeste con rachas importantes en el extremo norte y la mitad oriental peninsular, así como en Baleares. Las rachas podrán superar los 100 km/h en el norte de Castellón y en Tarragona.

Del Campo subrayó que este sábado lloverá en el tercio norte peninsular, sobre todo en el Cantábrico oriental. Las precipitaciones pueden ir acompañadas de tormentas y ser localmente fuertes a primeras horas en Cataluña y Baleares. Tampoco se descartan lluvias en ambas mesetas, Extremadura y el interior de Andalucía.

“Conforme avance el día, las lluvias van a ir remitiendo y habrá cielos poco nubosos menos en las comunidades cantábricas, Pirineos y Baleares. Canarias tendrá algunas lluvias en el norte”, añadió.

La cota de nieve bajará porque los vientos rolarán este viernes del suroeste hacia el este y el sábado serán del noroeste, con lo que nevará a partir de 1.000 a 1.300 metros, es decir, fundamentalmente en la Cordillera Cantábrica, el Sistema Central, Pirineos y las sierras Béticas.

Las temperaturas descenderán en la península, salvo el valle del Ebro, los Pirineos y la fachada mediterránea. “Lo más cálido estará a orillas del Mediterráneo, donde se pueden superar los 20 grados, y lo más frío en la Meseta Norte, el norte de Castilla-La Mancha y el sur de Aragón, con máximas de entre 6 y 10”, apostilló Del Campo.

DOMINGO DE TRANSICIÓN

Por otra parte, Del Campo recalcó que este domingo será “un día de transición entre dos borrascas”, puesto que ‘Cecilia’ ya se habrá retirado y otro nuevo frente atlántico afectará a varias zonas de la península sobre todo el próximo lunes.

Comentó que el domingo “quedarán algunos restos de lluvia de ‘Cecilia’ en el Cantábrico oriental y el entorno de Pirineos”, pero en esas zonas poco a poco irá despejando, como en la mayor parte del resto de España.

Por la tarde llegará un nuevo frente asociado a una borrasca, con lo que aumentará la nubosidad por el noroeste y lloverá en Galicia, Asturias, el noroeste de Castilla y León y, a últimas horas, en el sur de Castilla y León, el norte de Extremadura y el resto de la Meseta Norte. “En el resto de España no es probable que llueva”, añadió Del Campo.

La cota de nieve estará entre 1.200 y 1.400 metros en los Pirineos, y se elevará a más de 2.000 metros en el resto de las zonas donde se esperan precipitaciones.

Dado que los cielos estarán más despejados, en la madrugada de este domingo helará en el norte de la Meseta Norte, el norte de Castilla-La Mancha, el sur de Aragón y Pirineos. Durante el día habrá hasta 22 grados en algunas zonas del Mediterráneo, en tanto que hará más frío en el norte y este de Castilla y León, con máximas de 8 a 10 grados. El viento ya no protagonizará la jornada e irá amainando.

PRÓXIMA SEMANA

Respecto a la próxima semana, Del Campo indicó que continuará el patrón de borrascas circulando por el Atlántico a latitudes más al norte de la península.

Entre el lunes y el miércoles seguirán pasando frentes que dejarán lluvias sobre todo en el noroeste peninsular (Galicia, Asturias, noroeste de Castilla y León), pero también en Extremadura y el oeste de Castilla-La Mancha y de Andalucía. “Donde es más probable que no llueva es en el Mediterráneo”, dijo.

Las temperaturas tenderán a ascender la próxima semana, de manera que se impondrá “un ambiente templado para la época del año”, según del Campo. Las heladas desaparecerán y los termómetros marcarán más de 22 grados en lugares del Mediterráneo y del valle del Guadalquivir, e incluso no se descarta que el martes se rocen los 20 grados en zonas del Cantábrico.

A partir del jueves, Del Campo precisó que aún hay “mucha incertidumbre” en la predicción meteorológica, si bien avanzó que “lo más probable es que continúe ese patrón con lluvias más acotadas al norte y al noroeste”.

(SERVIMEDIA)