Quantcast

Rivera llega sonriente, con traje oscuro y pide que retiren el alzador

La Academia de Televisión retiró este lunes el cajón alzador que estaba colocado junto al atril del presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, dado que «no lo había pedido» y se había quedado colocado «desde la prueba del sábado».

Fuentes oficiales de la Academia desmintieron a Servimedia que la peana hubiera sido solicitada por Rivera de forma premeditada con el objetivo de estar más alto y poder exhibir mejor las manos.

Además, fuentes oficiales de Ciudadanos aseguraron a esta agencia que el partido naranja en ningún momento solicitó un alzador para su líder y explicaron que estaba colocado junto a su atril en la prueba del sábado.

El equipo de Rivera aseveró que durante el fin de semana incidió precisamente en que el cajón debía ponerse «para todos o ninguno» y expresó su sorpresa ante el hecho de que se hubiera quedado colocado hasta que esta misma noche Servimedia publicó que estaba en el plató.

Previamente, fuentes de la organización del debate indicaron a Servimedia que el equipo de Rivera había solicitado el cajón el sábado, después de visitar el plató y de cerrar gran parte de los detalles con los responsables de comunicación de los cinco partidos que participan.

Incluso, apuntaron que Rivera planteó en un primer momento recortar el atril para estar más alto y que se le vieran mejor las manos, con el objetivo de sacar mejor partido a un elemento que considera clave en su comunicación no verbal. Sin embargo, ahora tanto la Academia como Ciudadanos desmienten este extremo.

El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, llegó puntual a las 20.50 de esta noche al Palacio de Cristal de la Casa de Campo de Madrid para participar en el debate electoral. Lo hizo sonriente, aparentemente relajado, vestido con traje azul marino oscuro, camisa blanca y corbata igualmente oscura con puntos blancos.

Rivera llegó solo, en la parte trasera del coche que suele utilizar, hasta la puerta del Palacio de Cristal, donde le recibió María Casado, presidenta de la Academia de Televisión. En otro coche llegaban sus más cercanos colaboradores: el secretario general del partido, José Manuel Villegas; el secretario de Comunicación, Fernando de Páramo; y el director de comunicación, Daniel Bardavío.

Rivera posó sonriente junto a los responsables de la Academia ante los reporteros gráficos y sonrió aún más cuando los periodistas le preguntaron si tiene artillería preparada para el debate. «Ya me conocéis», respondió.

(SERVIMEDIA)