Quantcast

Compra un avión de 25 toneladas para que sus hijos jueguen en el jardín

Un ingeniero ucraniano de 50 años ha comprado el fuselaje de un avión comercial de 35 metros de largo, 25 toneladas de peso y capacidad para 109 pasajeros, para construir en su jardín un parque infantil para sus hijos.

Robert Sedlar ha colocado un Fokker-100 su vivienda, ubicada en Strmec Stubicki, al norte de Zagreb, con la idea de restaurarlo y adaptarlo para que sus hijos jueguen y celebren sus cumpleaños, informa ‘thejakartapost.com

«Creo que a los niños les gustará mucho, porque en la cabina de piloto voy a instalar dos simuladores muy buenos, de modo que tendrán la sensación de que realmente conducen un avión», comentó Sedlar, quien compró el aparato fabricado en 1991 a la aerolínea croata Trade Air.

Según Sedlar, la parte central de la aeronave la dejará diáfana y construirá una pista de baile con capacidad para 50 personas. También tiene planeado construir una piscina a la que se podrá saltar desde una de las alas del aparato y una pista de karts que pasará por debajo del aparato.