Quantcast

Análisis Giiker SuperCube I3 Special Edition – Vuelve el cubo de Rubik con la tecnología de la actualidad

¿Quién no tiene un cubo de colorines por casa? Todos los niños nacidos entre los 70 y finales de los 80 tuvieron un Cubo de Rubik con el que jugar y ejercitar su inteligencia para resolverlo. Ahora la marca china Giiker de la mano de Koch Media nos trae una versión futurista de este juguete, lleno de tecnología pero con toda la nostalgia de aquel juguete del pasado.

Los primero que tenemos que decir de este Supercube I3 SE es que el cubo por si solo es la mitad del contenido, la otra mitad hay que descargarla a través de una app en el móvil llamada Supercube. Se puede encontrar de forma gratuita en las tiendas tanto de Android como de iOS. Lo segundo que deberemos hacer es usar el cable USB que viene en el la caja y acoplarlo al microusb de los cascos que rodean al cubo y que sirven como cargador. Una vez cargado a tope el cubo ya es hora de ponerse a jugar con él.

Nos encontramos ante un producto de una gran calidad. Los colores de las caras son amarillo, azul, blanco, rojo, verde y naranja. Estos colores están colocados mediante pegatinas, algo que a priori puede ser perjudicial por el desgaste, pero os aseguramos que le hemos dado mucho juego al cubo y no hemos visto ningún tipo de desgaste en las pegatinas de colores. El cubo gira con mucha suavidad y sus esquinas son redondeadas, algo que permite más facilidad de manejo a la hora de cogerlo. El Giiker Supercube I3 SE tiene las medidas estándar que son de 56,5 cada lado. En cuanto al peso, si que es cierto que notamos a este cubo algo más pesado que las versiones normales, pero también entendemos a qué es debido y es a toda la tecnología que lleva dentro este cubo y que lo hace tan especial. También dispone de unos pequeños imanes que hace que el cubo se alinee de forma sencilla cuando las esquinas están cercanas.

Nos centramos en el interior del cubo, en eso que no se ve. Este I3SE contiene una batería con una duración de hasta 90 días sin uso y unos 30 usándolo regularmente. Esta batería es suficiente para unas buenas y largas sesiones de juego. También cuenta con un receptor Bluetooth 4.0 para poder conectarlo con su app a través de este sistema. Y por último, lo más espectacular, el sensor de movimiento de seis ejes y el microcontrolador de algoritmos que muestran en tiempo real cómo vamos moviendo el cubo y que detectan cada giro, su sentido y en qué posición se encuentran cada una de las piezas y las caras del cubo.

La segunda parte del cubo, como decíamos antes, es su app disponible tanto para Android como para iOS conectado a través de la tecnología Bluetooth 4.0. Supercube es una App de cerca de 100 megas que hay que descargar de la tienda del sistema de nuestro teléfono. Os advertimos que en Android, la versión no está actualizada desde junio y viene en inglés, pero podemos descargar desde la propia página Giiker.cn la apk para poner el software en español. Tras abrirlo tendremos que tener encendido el Bluetooth del teléfono y que el cubo esté activo moviéndolo, ya que cada 10 minutos se desactiva para que se interconecten ambos, siempre desde la app.

Ya dentro de la app tenemos tres opciones Tutorial, Juego y Batalla, además de otras abajo que explicaremos después. Con tutorial aprenderemos desde 0 a solucionar el cubo de Rubik de la manera profesional. A lo largo de 9 pasos se nos explicará primero el propio cubo y cómo moverlo y también ir colocándolo mediante cinemáticas para posteriormente dejarnos a nosotros que lo resolvamos hasta la posición que se nos pide. Esto lo cronometra y tendremos la posibilidad de ir superándolo. En caso de no saber podremos repetirlo las veces que hagan falta.

En la sección de juegos tenemos 4 juegos diferentes y divertidos a los que jugar con el propio cubo de Rubik Super Cube I3SE. En Memoria de color tendremos que ir moviendo las caras según vayan apareciendo colores ejercitando así la memoria y nuestra habilidad con los dedos. En puzzle de píxeles tendremos que colocar la cara que se nos diga según el patrón mostrado. Los movimientos y el llegar a posicionar las piezas como se muestran en pantalla es el reto. El tercer juego es Derrota del cubo, una especia de Guitar Hero en el que tendremos que mover el cubo por el color de pieza que se nos vaya dando. Tenemos que ser rápidos para eliminar la pieza antes de que caiga y cuanto más avancemos, más dificultad comenzará a haber. Este juego es muy bueno para conocer en qué posición se encuentra cada color dentro del cubo sin tener que mirar. Por último en Minero de Cubo tendremos que girar determinadas piezas a unas posiciones objetivo para recoger monedas y salir del nivel. Todos los juegos son divertidos y fáciles de entender pero están destinados a que nos soltemos los dedos, conozcamos el cubo en profundidad, su funcionamiento y sus rutinas.

El tercer menú en pantalla es la batalla en donde nos enfrentaremos aun rival a cara de perro por resolver el cubo antes de tiempo. El que antes lo resuelva tras moverlo para descolocarlo, gana. Sorprendentemente funciona muy bien a tiempo real y consigue que nos piquemos. Eso si, os recomendamos que entréis a batalla cuando dominéis el cubo a la perfección y sepáis resolverlo, ya que aquí no hay pistas ni tutoriales. La app también pone a nuestra disposición distintas clasificaciones de velocidad y puntuación tanto de batalla como de cada uno de los juegos para que nos midamos al resto de jugadores.

En la parte baja de la pantalla tenemos tres opciones más, solucionador para fácilmente colocar todas las piezas de colores juntas marcándonos cada movimiento, patrones, para ayudarnos a colocar las caras del cubo según 47 distintos patrones, estilo colores entremezclados, franjas, cuadrados, etcétera. Y por último el modo contrarreloj donde deberemos resolver el cubo en el menor tiempo posible pudiendo desorganizarlo antes o según esté.

Koch Media sabe dónde apuesta y este Giiker Supercube I3SE es una apuesta segura tanto para novatos como para veteranos del cubo de Rubik. Los primeros van a aprender todos los conceptos y cómo se resuelve este juguete para inteligentes. Los segundos tendrán un reto ante sí, pero ambos disfrutarán de un cubo con unos acabados excelentes y una tecnología nunca antes vista en un icono como este Cubo de Rubik. Este cuadradito de colores es ideal para dejar por un rato las consolas y dedicarnos a darle al coco.